Archivo de Público
Miércoles, 13 de Mayo de 2009

Deducción con recortes en 2011

La desgravación por compra de piso desaparece dentro de 19 meses para los que ganen más de 24.000 euros al año

P. G. / S.R.A. ·13/05/2009 - 01:00h

El Gobierno rompe un tabú y anuncia una radical modificación de la deducción por compra de vivienda habitual, el principal incentivo del IRPF, del que ahora se benefician más de cinco millones de contribuyentes.

Muchos expertos y organismos internacionales han defendido su eliminación, pero el Gobierno opta por una posición intermedia: mantiene la deducción, pero sólo para las rentas más bajas. Así, desde el 1 de enero de 2011 solo podrán desgravar las nuevas compras de piso de las personas con rentas inferiores a 24.000 euros. Si las rentas están por debajo de 17.000 euros, el incentivo será como ahora, del 15%, hasta un límite de 9.015 euros de base deducible; de ahí hasta 24.000 euros, la deducción se reducirá linealmente, como ocurre ahora con la desgravación por alquiler.

La reforma no afecta a las personas que ahora ya estén desgravando porque mantendrán la deducción, ni a las que compren antes de 2011. Precisamente, la reforma persigue incentivar la adquisición de los pisos que ahora no encuentran comprador por la crisis.

Por otro lado, se mejora la deducción para los arrendadores, que pasa del 50% al 60%, y se potenciará la VPO.

Los expertos valoraron ayer de forma desigual la medida. Julio Rodríguez, estadístico y ex presidente del Banco Hipotecario, cree que "puede ayudar a reactivar la demanda a corto plazo, pero lo importante es el empleo y que los precios sean más accesibles". Pedro Pérez, presidente del G-14, el lobby de las principales inmobiliarias, considera que la medida "reactivará la demanda", aunque el sector había pedido una acción fiscal más agresiva. Para José Manuel Galindo, presidente de la patronal de promotores (APCE), la medida "no es suficiente para resolver el problema del stock acumulado de casi 900.000 viviendas".