Archivo de Público
Martes, 12 de Mayo de 2009

Movistar cubre el 30% de su ERE con prejubilados de 48 a 51 años

La condición de voluntariedad deja el recorte total en la mitad de lo previsto

ANA TUDELA ·12/05/2009 - 22:52h

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguró en enero que cambiaría la ley para evitar que en España se prejubile a personas con 48 años. La polémica saltaba al conocerse que Telefónica Móviles (Movistar) había presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que incluía prejubilaciones para trabajadores entre 48 y 51 años. El expediente, según ha podido saber Público por fuentes sindicales, se ha cerrado con el resultado de que 79 trabajadores, cerca del 30% de los adheridos al ERE, se ha prejubilado con una edad entre 48 y 51 años. Por debajo de 48 años se ha acogido otro 30% (83 trabajadores), pero éstos no se marchan en régimen de prejubilación sino con una indemnización de 45 días por año trabajado más 9.500 euros.

Un total de 99 trabajadores, el 37% de los acogidos al expediente, tiene entre 52 y 59 años. Por encima de 60 años sólo se han acogido nueve.

Cuando suenan cada vez más altas las voces que piden fórmulas para ampliar la edad de cotización a la Seguridad Social en España, el esquema de prejubilaciones planteado por Telefónica tenía que hacer sonar las alarmas en Trabajo.

Pero, cuando en el Ministerio se pusieron a estudiar el ERE, cayeron en la cuenta de que la opción que estaban cuestionando había sido incluida por Telefónica en recortes de plantilla anteriores de mucha mayor envergadura, como el de 15.000 empleos que la multinacional realizó en España entre 2003 y 2007. Además, el expediente llegaba a Trabajo pactado por la empresa con la mayoría de los representantes sindicales, lo que hacía prácticamente imposible su denegación.

El 54% de lo pactado

En el departamento de Corbacho se conformaron entonces con retoques, pero exigieron a Telefónica que se comprometiese a que el ERE fuese totalmente “voluntario”. Esto último, siempre según las citadas fuentes, se ha cumplido a rajatabla por parte de la empresa, ya que el recorte de empleo previsto se ha quedado en poco más de la mitad.

Si Telefónica se veía en la “necesidad” de extinguir “hasta 500 contratos”, según figuraba en el Plan de Acompañamiento del ERE, para evitar “redundancias” en la integración de la telefonía fija con la móvil, la cifra final se ha quedado en 270, el 54%.

Las condiciones económicas pactadas para los prejubilados entre 48 y 51 años equivalen al 70% del salario que habrían cobrado durante ocho años –es decir, como si se hubiese prejubilado a los 53 y se acogiese a la jubilación anticipada a los 61– más el 34% del sueldo de cuatro años, los que habrían transcurrido de los 61 a los 65 de edad.

En cuanto a los pagos a la Seguridad Social que es necesario abonar desde que se agota la prestación por desempleo y durante todo el período de prejubilación para poder jubilarse cuando llega la edad legal, Telefónica paga al trabajador la totalidad hasta los 61 años y el 50% a los que, habiendo llegado a esa edad, no cumplan ninguna de las condiciones que permiten acogerse a la jubilación anticipada.