Archivo de Público
Martes, 12 de Mayo de 2009

El dirigente Burillo dice que México se apresuró al romper con la Conmebol

EFE ·12/05/2009 - 22:25h

EFE - La decisión de romper con la Conmebol fue apresurada afirmó el empresario mexicano Alejandro Burillo. En la foto, Burillo con Florentino Pérez, ex presidente del Real Madrid. EFE/Archivo

El empresario Alejandro Burillo, quien gestionó el ingreso de los equipos mexicanos en la Copa América, la Libertadores y la Sudamericana, calificó hoy de "apresurada" la decisión de retirar a los conjuntos de su país de las competiciones de la Conmebol.

La Federación Mexicana de Fútbol (FMF) decidió el viernes pasado la retirada de Chivas de Guadalajara y San Luis Potosí de la Copa Libertadores, luego de que el Sao Paulo de Brasil y el Nacional de Uruguay se negaran a viajar a México para disputar los octavos de final por temor a un contagio con la gripe A que afecta al país.

El organismo también anunció la renuncia de México a participar en la Copa América de selecciones y la Copa Sudamericana de clubes al sentirse ofendido por supuestas discriminaciones.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que reúne a diez federaciones del sur del continente, invita a los torneos que organiza a los equipos mexicanos, afiliados a la Concacaf.

"La decisión fue algo apresurada, porque nosotros siempre debemos estar abiertos al fútbol de alto nivel. Para poder mejorar necesitamos tener torneos internacionales, con equipos iguales o mejores, cosa que a veces la Concacaf, dicho con todo respeto no nos da. No podemos cerrarnos al fútbol de América, hablando como continente", dijo Burillo a la prensa.

Burillo, también propietario del club Atlante, añadió que cree que hubo una mala coordinación entre las autoridades porque mientras la FMF rompía con la Conmebol, en el estado de Jalisco (oeste), sede de Chivas de Guadalajara, los estadios eran cerrados al público para evitar la expansión de la gripe.

La Federación Mexicana había prometido a la Conmebol todas las seguridades sanitarias y mencionado que la situación por la gripe A mejoraba en el país, por lo que se disipaban los temores del San Paulo y el Nacional.

Casi al mismo momento del anuncio de la FMF de no participar en las competiciones de la Conmebol, los gobiernos de los estados de Jalisco y San Luis Potosí decidían mantener cerrados los estadios de fútbol, lo cual puso en entredicho la supuesta seguridad prometida por la Federación.

Ese cierre de escenarios y el hecho de que el fin de semana se disputaran sin público algunos partidos de la Liga local fue una decisión exclusiva de las autoridades regionales y municipales, dijeron a Efe fuentes de la FMF.

Jalisco autorizó el martes el retorno del público a los estadios al considerar que hay una reducción en el número de casos de gripe A, que en México ha provocado 58 muertos y contagiado a 2.224 personas, de acuerdo con cifras oficiales.

Fuentes de la FMF explicaron a Efe que el organismo siempre le ofreció a la Conmebol y al Sao Paulo y al Nacional todas las garantías sanitaria necesarias para jugar en los estadios mexicanos.

"Los equipos sudamericanos habrían tenido todas las garantías sanitarias y facilidades para su viaje y su permanencia en las ciudades, ese fue el acuerdo con la Conmebol", explicaron las fuentes.

Añadieron que, de haber sido necesario, los partidos de Chivas de Guadalajara ante el Sao Paulo y del San Luis contra el Nacional se habrían celebrado en estadios vacíos para tranquilidad de los equipos visitantes.

Las fuentes señalaron que ningún futbolista mexicano ha presentado síntomas de contagio de la gripe A y que cerrar estadios o limitar el número de aficionados forma parte de las medidas para evitar el contagio entre aficionados.

Consultados por Efe, funcionarios del ministerio de Salud de México dijeron que los gobiernos de los estados tienen la facultad de la aplicación de las disposiciones sanitarias en el caso del funcionamiento de los estadios de fútbol.

En su informe más reciente, el ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova, aseguró que nunca se ha ocultado información sobre la epidemia y confirmó que el último caso de una persona afectada por el virus se registró el 8 de mayo.

México llegó a dos finales en la Copa América, torneo en el que se estrenó en 1993; disputó en 2001 la final de la Libertadores, en la que debutó en 1998, y ganó la Sudamericana de 2006 con el Pachuca, y su fútbol creció al tener roce con los equipos sudamericanos, lo cual no pasará más si no hay un arreglo entre Conmebol y la FMF.