Archivo de Público
Martes, 12 de Mayo de 2009

Moléculas de la gripe, Quake e ilusiones virtuales

Intel inaugura un centro europeo de desarrollo e investigación sobre informática visual en Alemania

PABLO OLIVEIRA Y SILVA (Enviado especial) / Saarbrücken, Alemania ·12/05/2009 - 20:07h

En medicina, la informática visual genera sistemas moleculares digitales para recrear el comportamiento de enfermedades.

El objetivo de crear con ordenadores imágenes en tres dimensiones es el de generar experiencias de usuario realistas en diferentes ámbitos, desde el cine a los videojuegos, pasando por la arquitectura, el diseño de mapas o la medicina. "Se ve real, actúa real y suena real, por tanto lo sentimos como real", señala Justin Rattner, vicepresidente y CTO de Intel, uno de los mayores fabricantes de procesadores para ordenadores.

"Proyectos como StreetView  serán sustituidos por imágenes en 3D que se manejan"

Junto a la Universidad de Saarland en Alemania han inaugurado el Instituto de Intel para Informática Visual. Un centro donde los investigadores elaborarán proyectos para el desarrollo de nuevas tecnologías centradas en la visualización de grandes ciudades y paisajes, el visionado de moléculas aumentadas de tamaño, los paseos virtuales por maquetas arquitectónicas y la recreación de objetos con movimientos complejos, como los tejidos, el cabello y elementos de la naturaleza, como el fuego, el humo, los líquidos o las hojas de los árboles, por ejemplo.

"No es solo modelar una cara y un cuerpo o fuego y agua. Es dotarlo de sonidos realistas y hacer que se comporte de forma real", indica Rattner. "Son experiencias humanas, sensoriales", añade este responsables de Intel. Su compañía invertirá 12 millones de dólares en los próximos cinco años para conseguir sacar adelante un centro que forme especialistas en estas tareas de diseño digital.

Infinitos mundos virtuales

Los retos de la informática visual consisten en generar cada vez modelos, espacios y comportamientos más realistas. En definitiva, auténticos mundos virtuales que puedan servir para recrear realidades. Por ello, su utilidad se extiende a todo tipo de disciplinas: desde campos destinados a generar emociones, como el cine o los videojuegos con la creación de personajes o escenarios fantásticos donde los reflejos sobre las superfices o el fuego y el agua se comporten de forma realista, hasta ámbitos como el médico con la observación de microorganismos o la simulación del comportamiento de moléculas para determinar su posible reacción frente a medicamentos.

"Toda la experiencia de Internet pasará a un entorno tridimensional"

Esta nueva ciencia del 3D "comprende todo el espectro del proceso digital: la captación o generación de la imagen, su procesado, su interacción con otros elementos y hasta su transmisión por redes de banda ancha", señala Thorsten Horfet, director del nuevo centro. "Queremos investigadores que elaboren proyectos que consigan abaratar estas técnicas y las hagan más rápidas", concluye su colega, el profesor Philipp Slusallek.

El 'mundo real' se lo pone muy difícil a los investigadores y diseñadores. Ciertos aspectos de la naturaleza son muy complicados de recrear. Sin embargo, Rattner es tajante al afirmar que en unos pocos años no habrá un solo milímetro cuadrado del planeta que no haya sido escaneado y digitalizado en 3D. "Proyectos como StreetView de Google pronto serán sustituidos por imágenes en 3D que se manejan más rápidamente", añade.

Y parece que Internet tampoco se libra de este proceso de cambio: "Toda la experiencia de Internet pasará de las planas dos dimensiones a un entorno tridimensional".