Archivo de Público
Lunes, 11 de Mayo de 2009

Precintada una clínica ilegal donde se practicaban circuncisiones

Un vecino presentó una denuncia tras escuchar lloros de niños procedentes de un piso, que no cumplía con las garantías sanitarias

AGENCIAS ·11/05/2009 - 18:45h

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han precintado en el barrio de Salamanca una clínica ilegal en la que supuestamente se practicaban circuncisiones a niños sin garantías sanitarias y en malas condiciones de salubridad, tras una intervención de la Policía Municipal derivada de un expediente del Defensor del Menor, Arturo Canalda.

Canalda explicó que a finales del pasado marzo un ciudadano anónimo denunció que en un piso se podían estar practicando circuncisiones, ya que los fines de semana se oían llantos de pequeños que llegaban a la vivienda acompañados por familiares y la abandonaban poco después. La Policía puso en marcha una investigación y pidió a los vecinos que llamaran a un teléfono cuando creyesen que se estaba llevando a cabo alguna circuncisión.

Intervenciones sin guantes

Los vecinos colaboraron y finalmente los agentes pillaron in fraganti al médico que supuestamente practicaba las intervenciones, quien tiene la correspondiente titulación y, de hecho, trabaja en un hospital. Sin embargo, el piso no tenía licencia como clínica y no cumplía con "las más mínimas condiciones sanitarias", ya que se practicaban las intervenciones sin guantes.

El Ayuntamiento ha explicado que los agentes municipales constataron que el apartamento contaba con abundante material quirúrgico, pero "con graves deficiencias sanitarias y de salubridad en todas las estancias del sótano". También encontraron medicamentos caducados, mientras que el médico (I.A.M., de 70 años y origen jordano) no entregó a los agentes las preceptivas autorizaciones y licencias de actividad del local.