Archivo de Público
Lunes, 11 de Mayo de 2009

Corbacho alarga el superávit de la Seguridad Social a 2010

Dice que saldrá a defender las pensiones siempre que se creen "incertidumbres"

B. CARREÑO ·11/05/2009 - 17:24h

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, defendió ayer a capa y espada la "buena salud económica" de la Seguridad Social y reiteró que el saldo que arrojarán este año las cuentas de la institución será positivo (0,4% del PIB). En su intento de disipar cualquier incertidumbre sobre el buen momento que atraviesa el organismo, Corbacho aseguró estar "convencido" de que el superávit de la Seguridad Social llegará incluso hasta 2010.

Este optimismo sobre el excedente de la Seguridad Social choca con los pronósticos del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que en una comparecencia anterior (también ante la Comisión no permanente del Pacto de Toledo) planteó que el sistema podría acabar 2009 con pérdidas.

El PP asegura que la polémica ha sido alimentada por socialistas

El comentario de Fernández Ordóñez no gustó a Corbacho, que defendió las previsiones de superávit del sistema y pidió su comparecencia en la Comisión para explicar la situación actual de las cuentas. "Saldré las veces que sean necesarias para despejar la incertidumbre sobre las pensiones", aseguró ayer Corbacho, que pidió a los grupos políticos que no utilicen este debate como "arma arrojadiza".

Sin embargo, Corbacho se tuvo que enfrentar también a las críticas de los partidos de la oposición, en especial del Partido Popular, por el rifirrafe que se produjo tras las declaraciones del gobernador. Es "un debate provocado por socialistas y alimentado por socialistas", apuntó Tomás Burgo, el portavoz del PP en la Comisión. El representante del PP defendió además la necesidad de hacer entender a la opinión pública la diferencia entre un "riesgo coyuntural" como el actual, y uno estructural (como el problema del envejecimiento de la población y la sostenibilidad a largo plazo de las pensiones) y, en este sentido, llamó a los ciudadanos a la tranquilidad. Sin embargo, reprendió duramente a Corbacho por no traer "nuevas propuestas" a la Cámara y subrayó los problemas a los que se enfrentará el sistema en el futuro al sufrir una merma de las cotizaciones por la crisis.

El ministro garantiza el pago de las prestaciones por parte del Estado 

Los integrantes de la Comisión destacaron, en todo caso, que el superávit o déficit de la Seguridad Social sólo marca la diferencia entre los ingresos y los gastos, pero no implica que se dejen de pagar las pensiones. En este sentido, el ministro garantizó el abono de las pensiones por parte del Estado.

Corbacho pidió a los grupos políticos propuestas "prudentes" para la necesaria reforma de las pensiones y expresó su deseo de llegar a un acuerdo en 2010.