Archivo de Público
Lunes, 11 de Mayo de 2009

La explosión ruidosa de la nueva música africana

El Womad descubre a BLK JKS, banda surafricana de rock progresivo

JESÚS CENTENO ·11/05/2009 - 07:30h

Los BLK JKS crecieron con iconos como Jimmy Hendrix y Radiohead. - PÚBLICO

Derrochan juventud, elegancia y virtuosismo. Su sonido vanguardista les ha granjeado elogios en la prensa internacional, donde se les ha definido como la respuesta africana a TV on the radio, con quienes comparten influencias: desde el noise pop y el post-punk hasta el free jazz y la utilización de breakbeats, raíz de toda la música electrónica y la técnica más utilizada en hip hop. Pero si por algo destacaron el sábado en Womad Cáceres la banda BLK JKS (pronunciado Black Jacks) fue por sus ritmos, casi de derribo, y por las florituras de sus guitarras.

"Crecimos en East Rand, en Johannesburgo (Sudáfrica) donde Jimmy Hendrix es un icono para los jóvenes. Nuestro rock es muy americano. Todos nosotros crecimos viendo programas en la MTV,alucinando con los vídeos de Nirvana y de Soundgarden. Pero fue difícil tocar rock alternativo porque en Suráfrica las divisiones culturales reflejan la división racial", explica Linda Buthelezi, vocalista y guitarrista del grupo formado en 2000.

"Hemos luchado para que se reconozca que un negro puede hacer rock. Al principio nos decían: ¿Qué estás en una banda de rock, para qué? Esperan que hagamos hip hop, o algo por el estilo", añade. "Pero hasta las personas que más entienden de música todavía nos preguntan qué tipo de música hacemos. Es rock, perorock africano, en el que también introducimos parte de los orígenes de la música de nuestro país. Algunas canciones están escritas en zulú", apunta el bajista Molefi Makananise.

"Hemos optado por estructuras de jazz que se completan con olas de distorsión y efectos. Intentamos trasladar nuestra música al borde del caos. Por eso es tan importante la guitarra eléctrica", añade Mpumi Mcata.

Chicos rebeldes

La banda parece cansada de que intenten clasificar su música. "Sus canciones son como borrones ruidosos interrumpidos por explosiones de guitarras. Pero hay algo más: hay dub, hay soul, hay canciones que se atreven a experimentar con nuevos espacios", comentaba una crítica del USA Today tras la publicación de su álbum Mystery, que voló de blog en blog hasta que el sello Secretly Canadian decidió remasterizarlo y comercializarlo en EEUU.

BLK JKS tampoco quieren ser vistos como un símbolo de cómo han cambiado las cosas en Suráfrica desde la caída del apartheid. "Muchas veces nos preguntan sobre temas políticos y no nos gusta. Nosotros hablamos sobre la vida, de experiencias, sobre nuestra sociedad", replica el guitarrista Mpumi Mcata.

Su música, y su actitud, se expresa con cierta dosis de humor surrealista y explosiones de euforia. "Espero que la gente no venga a vernos esperando a un africano tocando música africana. No venimos patrocinados por la oficina de turismo. Exploramos el lado más vanguardista del rock: nos gusta la distorsión y el ruido. Hemos crecido viendo a Radiohead en la tele", remata Mcata.