Archivo de Público
Lunes, 11 de Mayo de 2009

"Todos tendrán que aceptar las reglas de juego"

Pascal Saint-Amans. Unidad de Cooperación Fiscal, OCDE

A. P. ·11/05/2009 - 07:53h

¿Por qué Delaware o Londres, entre otros, no están en las listas de sancionables?

EEUU y Reino Unido intercambian información fiscal de acuerdo con las normas de la OCDE. Hay problemas de transparencia en Delaware, pero son secundarios frente los abusos masivos del secreto bancario en Hong Kong, Singapur o Macao.

¿Cómo explica que los cuatro países de la lista negra hayan pasado en días a la gris?

Es la prueba de los resultados del G-20. Han declarado su intención de respetar las normas de la OCDE con plazos.

¿Qué debe cumplir un paraíso para ser blanqueado totalmente?

Intercambiar información con total transparencia con las autoridades fiscales extranjeras o con las judiciales. Y firmar 12 convenios de cooperación con otros territorios.

Hay listas de paraísos fiscales desde hace más de diez años ¿Por qué esta vez va en serio?

En 1998, la OCDE identificó los paraísos fiscales. Ahora, el G-20 se declara decidido a ponerles fin. El movimiento hacia ese objetivo es mundial. La OCDE ha contribuido a formular las sanciones, que pueden destruir toda una economía. Vamos a trabajar para que no haya que aplicarlas, porque pensamos que se está llegando a generalizar la idea de la cooperación internacional. El próximo paso será que se haga efectiva.

¿Será posible erradicar esos agujeros negros manteniendo los centros financieros off shore?

No podremos erradicar la evasión, pero sí poner fin a los abusos del secreto bancario. Los que antes podían fácilmente ocultar dinero, ahora tendrán que correr muchos más riesgos.