Archivo de Público
Lunes, 11 de Mayo de 2009

Interior mantiene el lenguaje sexista en los carnés de Policía

Un sindicato denuncia que no se usan los términos comisaria, inspectora o subinspectora

P. RAFAEL/ Ó. LÓPEZ-FONSECA ·11/05/2009 - 06:00h

Treinta años después de la incorporación de la mujer a la Policía aún no hay ni comisarias, ni inspectoras ni tan siquiera subinspectoras. Y no porque no haya agentes femeninos que hayan alcanzado estas categorías profesionales, sino porque en los carnés que las identifican como policías, junto a sus nombres y apellidos, siguen apareciendo los términos masculinos comisario, inspector, subinspector...

Así lo ha denunciado el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) en varias ocasiones ante el Consejo en el que se sientan los representantes de los agentes y del Ministerio del Interior. La última vez, en la reunión el pasado 29 de abril. Mónica Gracia, integrante de este órgano y miembro del Foro de la Mujer del SUP, asegura a este diario que hasta ahora sus reclamaciones de incluir la versión femenina de los empleos en los carnés profesionales "han caído en saco roto".

El SUP asegura que se vulnera el artículo 14.11 de la Ley de Igualdad

La última vez fue el pasado 17 de febrero, cuando, a una pregunta por escrito sobre ello, Interior respondió con un escueto "se ha dado traslado del asunto referenciado a la División de Personal". Después, el silencio. Portavoces oficiales de departamento declinaron comentar a este diario la reclamación sindical.

El SUP denuncia que el mantenimiento de las categorías masculinas incumple el artículo 14.11 de la Ley de Igualdad norma que entró en vigor en marzo de 2007. Este establece que los poderes públicos "implantarán un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo". El artículo 68 de la misma norma, que hace referencia específica a las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado, recalca que estos aplicarán "las normas referidas al personal de las administraciones públicas".

Por ello, Gracia y otras dos mujeres policías se reúnen hoy en el Ministerio de Igualdad con la secretaria General de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez. El objetivo: implicar al departamento que dirige Bibiana Aído en su exigencia de que Interior "adecúe los carnés profesionales expedidos por la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil a la naturaleza femenina o masculina de quienes los posean".

El Ministerio se ha limitado hasta ahora a "dar traslado" de la queja

Catálogo de ocupaciones

Interior no es, sin embargo, el único lugar de la Administración donde se mantiene el género masculino de los cargos. El ejemplo más llamativo es la propia Clasificación Nacional de Ocupaciones, regulada por un Real Decreto de 1994. La gran mayoría de profesiones que recoge aparecen con el género masculino. Las únicas excepciones son las azafatas de vuelo y de congresos.

La diputada del BNG María Olaia Fernández Dávila ha presentado una proposición no de ley, aún pendiente de debate, que pide modificar precisamente el "lenguaje sexista" del catálogo. "Estas denominaciones se han ido modificando en la práctica social, pero aún no es así en la teoría ni en las legislaciones", destaca.

Del Plan Concilia a una guardería en la mayor comisaría

Sin directrices
El Foro de la Mujer del SUP denuncia que, desde que en 2005 se aprobó el Plan Concilia de medidas para el cuidado de los hijos y de personas dependientes en la función pública, aún no se ha desarrollado la norma para aplicarlo a los policías.

Sin unidad de igualdad
La Ley de Igualdad establece que todas las administraciones deben contar con una Unidad de Igualdad. Sus principales objetivos son velar por el cumplimiento de la ley y realizar informes sobre el impacto de género o la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres. El Foro denuncia que hasta la fecha la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil no ha creado dicha unidad.

Sin guarderías
Desde hace tiempo, el SUP demanda la creación urgente de una guardería en el mayor centro policial que existe en España, el llamado Complejo de Canillas, en Madrid. Ponen como ejemplo las que ya funcionan en el Ministerio de Defensa y en la sede central de la Guardia Civil.

Sin cursos formativos
El artículo 61 de la Ley de Igualdad obliga a la Administración a impartir cursos para fomentar la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres. El Foro señala que no se ha celebrado ninguno de estos cursos.