Archivo de Público
Domingo, 10 de Mayo de 2009

El PP equipara inmersión lingüística con "ignorancia"

Mayor Oreja acusa a la Generalitat de "despreciar la libertad"

ALBERT MARTÍN VIDAL ·10/05/2009 - 15:00h

El candidato del PP al 7-J, Jaime Mayor Oreja, rescató ayer una de las bazas electorales de su partido con una dura crítica al modelo educativo catalán. Mayor Oreja aprovechó que la futura Ley de Educación Catalana (LEC) enfila ya la fase final antes de su aprobación para acusar a la Generalitat de "despreciar" la libertad de los padres con una inmersión lingüística "sinprecedentes".

El cabeza de lista conservadora realizó estas manifestaciones en una reunión con los integrantes de su candidatura en la sede nacional del partido, en la que explicó que tanto desde Bruselas como desde España se pueden defender derechos y libertades, como la lengua. Según dijo, la inmersión lingüística de Catalunya es ante todo "una inmersión en la ignorancia y en la limitación de miles de jóvenes catalanes".

Estas afirmaciones siguen a la advertencia del PP de que podría recurrir ante el Tribunal Constitucional la futura LEC, por entender que discrimina al castellano en favor del catalán, ya que descarta la implantación de la tercera hora semanal en lengua castellana.

Las duras críticas de Mayor Oreja vuelven a dejar en una situación incómoda al PP catalán. Su presidenta, Alicia Sánchez Camacho, se negó a firmar el polémico manifiesto por la supremacía del castellano, al tiempo que hacía campaña para "garantizar la igualdad del castellano respecto a otras lenguas en todas las comunidades". Para completar la pirueta, poco después admitió en una entrevista a Público que "castellano y catalán conviven normalmente en la calle".

Las palabras de Mayor Oreja contra la inmersión lingüística propiciaron el unánime rechazo de los partidos del tripartito. ICV, que no ha dado su apoyo a la LEC, dio su apoyo a este modelo. El PSC manifestó que la postura del PP "era previsible", mientras que ERC recordó que la inmersión es "un modelo de éxito validado por el TC" y que "garantiza la competencia lingüística de los niños en catalán y en castellano".