Archivo de Público
Domingo, 10 de Mayo de 2009

La Ertzaintza endurecerá la presión sobre el entorno de ETA

Rodolfo Ares toma las riendas de la Policía vasca en el primer relevo del Ejecutivo

GUILLERMO MALAINA ·10/05/2009 - 08:00h

La Ertzaintza aumentará la presión para combatir al entorno social y político de ETA en cualquier ámbito de la sociedad, bajo la dirección del nuevo consejero vasco de Interior, el socialista Rodolfo Ares.

El ya jefe de la Policía vasca avanzó ayer parte de sus líneas de trabajo en la academia policial de Arkaute, tras realizar el traspaso de poderes con su antecesor en el cargo los últimos diez años, Javier Balza (PNV). Ares cumplió ese trámite final, después de haber tomado posesión de su cargo en Ajuria Enea, junto a los otros nueve consejeros del Gobierno vasco de Patxi López. Todos ellos irán formalizando su relevo durante los próximos días.

El primer traspaso de poderes se produjo así en Interior, la cartera más sensible y urgente para López. En su primera declaración como consejero, Ares anunció que su propósito es "combatir con todos los instrumentos del Estado de Derecho a ETA", pero también "a aquellos que les apoyan en todos los ámbitos de la sociedad".

Un nuevo papel para la Ertzaintza

Esta declaración de intenciones significará un estrechamiento del círculo sobre la izquierda abertzale ilegalizada y cualquier organización que apoye o justifique de algún modo la violencia de ETA. Esto supone en la práctica un nuevo papel para la Ertzaintza, cuya labor, bajo la dirección del los últimos gobiernos del PNV, había sido cuestionada en el pasado por el PSE y, sobre todo, el PP. Ambas formaciones consideraban que la Policía vasca no era siempre diligente para atajar brotes de violencia callejera, o evitar la convocatoria de protestas de la izquierda abertzale ilegalizada y organizaciones de apoyo a los presos de ETA.

El nuevo consejero de Interior socialista anunció que buscará la "unidad de todos los partidos democráticos" en la lucha contra ETA, e hizo además un llamamiento a la sociedad vasca para que "contribuya al rechazo y a la repulsa, no sólo de los que practican la violencia, sino también de todos aquellos que les amparan y justifican".

"Trabajaré sin descanso para conseguir la paz"

Ares también tuvo palabras para Jesús Eguiguren, presidente del PSE y su principal interlocutor en el último proceso de paz. "El sueño por el que tanto hemos trabajado, de que la sociedad vasca pueda vivir en paz y libertad, va a convertirse pronto de una vez en realidad. Te prometo que trabajaré sin descanso para conseguirlo", le dijo a Eguiguren.

Ares realizó también una mención expresa de las víctimas del terrorismo y, en especial, de los agentes de la Policía vasca que han perdido la vida a manos de la banda, "porque fueron víctimas de ETA por defender la democracia, la libertad y todos los derechos de la ciudadanía. Su memoria y su sacrificio serán siempre una referencia y un acicate para todos los que tenemos que trabajar en Interior".

Más colaboración policial

El nuevo jefe de la Ertzaintza pretende reforzar su papel en la lucha contra el terrorismo, así como aumentar el grado de colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado. No obstante, evitó dar más detalles, al margen de su intención de estrechar el cerco en la calle contra quienes justifiquen, amparen o apoyen la violencia. Según anunció, pedirá comparecer en la comisión de Interior del Parlamento vasco para explicar allí "los objetivos que tenemos que desarrollar al servicio de la sociedad vasca".

El consejero saliente Javier Balza, por su parte, agradeció la labor de los agentes durante los diez años en que ha estado al frente de la Ertzaintza, y recordó a los ertzainas muertos, especialmente a los asesinados por ETA: "Con la relación que he mantenido con los familiares de los ertzainas he aprendido la lección más dura de mi vida". También le deseo a Ares "la mejor suerte", ya que "en esta materia la mejor suerte será para todos y para el país".