Archivo de Público
Sábado, 9 de Mayo de 2009

Repsol gana un 57% menos y prepara recortes de gasto

El abaratamiento del crudo y la crisis penalizan los resultados de la petrolera

A. M. VÉLEZ ·09/05/2009 - 08:00h

bloomberg - Además de al crudo, Repsol culpa a la "drástica" contracción económica.

Repsol YPF ganó entre enero y marzo 516 millones de euros, menos de la mitad respecto a los 1.212 millones de un año antes. La caída del beneficio, del 57%, fue menor de la esperada por los analistas y está en línea con las sufridas por las grandes petroleras mundiales. La petrolera subió ayer en bolsa un 2,8%.

El descenso del beneficio es consecuencia lógica del desplome de precios del crudo, cuya cotización media en el trimestre ha sido un 55% inferior, y de los del gas, que la compañía ha negociado a un precio un 41% inferior.

La primera petrolera española, que se felicitó por un trimestre de "éxito sin precedentes" en sus exploraciones, atribuyó el recorte de las ganancias, además de a la "brusca" caída del precio del barril, a la "drástica" contracción de la economía. Ésta se tradujo en un recorte del 14,3% en las ventas de productos petrolíferos y del 42,3% en las de productos petroquímicos. Si se excluye la depreciación de los inventarios de crudo que la empresa debe mantener por ley, el beneficio bajó un 27,7%, hasta 963 millones.

Como al resto del sector, la dureza del panorama ha llevado a Repsol a revisar su plan de inversiones. Aunque en el primer trimestre el desembolso fue un 29,8% superior, hasta 242 millones, la compañía recortará este año su inversión hasta entre 4.300 y 4.400 millones, según dijo ayer a los analistas su director de operaciones, Miguel Martínez. Supone hasta un 8,5% menos respecto a los 4.700 millones inicialmente previstos, en línea con la rebaja del 9% anunciada hace unos meses para el conjunto del plan estratégico, que cubre hasta 2012 y cuyo montante de inversiones rozará los 30.000 millones.

En los hasta 4.400 millones de inversión previstos para este año se incluyen los algo menos de 2.000 millones aportados por Repsol a su participada Gas Natural en la ampliación de capital que permitió a la gasista financiar la compra de Unión Fenosa. Esa operación ha disparado la deuda de Repsol hasta los 5.376 millones, frente a los 2.357 millones de hace un año.