Archivo de Público
Viernes, 8 de Mayo de 2009

Shakhtar Donetsk y Werder Bremen jugarán la final

Los primeros ganaron su duelo ucraniano al Dinamo de Kiev y los segundos remontaron al Hamburgo

EFE ·08/05/2009 - 10:41h

Los jugadores del Werder Bremen celebran uno de los goles. EFE

El Shakhtar Donetsk y el Werder Bremen jugarán el 20 de mayo en Estambul la final de la Copa de la UEFA de fútbol tras eliminar en semifinales al Dinamo de Kiev y al Hamburgo.

Un gol de Ilsinho a un minuto para el final decidió una igualada semifinal entre Shakhtar Donetsk y Dinamo de Kiev, a favor de los primeros, gracias a la calidad ofensiva de sus futbolistas brasileños y su fútbol directo.

El Shakhtar culminó su proeza, en un partido que pudo caer de cualquier lado, tan igualado como toda la eliminatoria que decidió un gesto repleto de calidad de Ilsinho.

Cuando las fuerzas flaqueaban, los dos equipos pensaban en la prórroga porque el mismo resultado de la ida (1-1) que campeaba en el marcador, apareció la calidad de un futbolista brasileño que dará mucho que hablar. Arrancó en el costado derecho con velocidad, se marchó de su marcador, recortó al central que le salió al paso, y con su zurda, ajustó el disparo al palo para desatar la locura de su hinchada.

Diego se perderá la final

Por su parte, el Werder Bremen, guiado por el acierto del brasileño Diego y del peruano Claudio Pizarro, derrotó a domicilio por 3-2 al Hamburgo y se clasificó para la final, en la que no podrá contar con Diego, su estrella brasileña, que vio una tarjeta amarilla que lo aparta del partido de Estambul.

El encuentro estuvo marcado desde el comienzo por la agresividad de los dos equipos. La primera clara la tuvo el Bremen, poco después del minuto 10, con un cabezazo de Pizarro que pasó por encima del larguero. Sin embargo, casi a vuelta de correo el Hamburgo logró abrir el marcador.

El empate llegó en el 29 a través de Diego. En la segunda parte, el Hamburgo empezó a hacer más por el ataque y las posibilidades de gol siguieron acumulándose y en el 64 Pizarro encarriló la clasificación del Bremen con un disparo desde unos 25 metros, que sorprendió al meta Frank Rost.

Sin embargo, el Bremen no le debe la victoria sólo a los goles de Diego y Pizarro, ni al tercero que a la postre decidió la eliminatoria en el 84 marcado por Franck Baumann, sino también a las paradas de Wiese. En el 72, por ejemplo, el arquero alemán reaccionó bien ante un remate de Alex Silva que llevaba sello de gol.

El partido parecía sentenciado tras el gol de Baumann pero el Hamburgo, al que le bastaba el empate, volvió al partido con un gol de Olic en el 85 y estuvo apretando los minutos finales de manera que el Bremen no se hubiera podido quejar de haberse quedado fuera de la final.