Archivo de Público
Jueves, 29 de Noviembre de 2007

La clave del alza de precios la tiene la industria alimentaria

Industria asegura que el sector de la distribución "no está contribuyendo" a la escalada inflacionista de los alimentos

ANTONIO M. VÉLEZ ·29/11/2007 - 16:52h

Ni los agricultores, ni la distribución. La clave del espectacular encarecimiento de los alimentos está, además de en el incremento de los precios de las materias primas (cereales, petróleo), en el otro eslabón de la cadena que permite llevar los productos de la huerta a la estantería del súper: la industria alimentaria.

Así se desprende de un estudio sobre precios de productos de gran consumo elaborado por la Universidad Complutense y presentado hoy en el Ministerio de Industria.

Según explicó el director general de Política Comercial, Ignacio Cruz Roche, el sector de la distribución “no está contribuyendo” a la escalada de precios, sino al contrario. Cruz Roche atribuyó esta subida directamente al proceso de fabricación, esto es, a la industria alimentaria, aunque se remitió al resultado de la investigación que está efectuando la Comisión Nacional de Competencia (CNC) para determinar si el encarecimiento de determinados productos está justificado.

Un 5% en seis meses 

De acuerdo con el estudio, los alimentos envasados son los productos que más han subido en los últimos seis meses, casi un 5%. Y el alza se ha trasladado de forma muy similar en todos los tipos de establecimientos: desde grandes superficies hasta pequeños supermercados.

Cruz Roche admitió que las subidas de los dos últimos meses han sido mayores en España que en la UE. Pero también aseguró que la semana pasada fue la “primera” en la que el Ministerio de Industria ha detectado un “proceso de descenso” en los precios de la leche, los huevos, el pollo, el pan y el yogur, los que más han subido en los últimos meses, lo que “podría indicar que la subida se ha detenido”.

Al menos, de momento. Porque, según el alto cargo de Industria, los precios de los alimentos en España son cerca de un 8% inferiores al nivel que correspondería a la renta por habitante del país, gracias al “modelo español de distribución comercial”. Así, lo “razonable” es que los precios suban más en el futuro, aunque “a corto plazo, no hay ninguna justificación”, indicó.

En alusión a la petición del presidente de la CNC, Luis Berenguer, para liberalizar los horarios comerciales, Cruz Roche recordó que, en países en los que las tiendas abren todos los días de la semana, como Reino Unido, Portugal y Suecia, los precios están por encima de la renta per cápita. Su afirmación supone un revés a la tesis de Competencia, que sostiene que la libertad de horarios tiraría a la baja de los precios.

El estudio presentado hoy, que se efectúa cada seis meses desde 2004, analiza más de 63.000 precios recogidos en 1.479 establecimientos de toda España.