Archivo de Público
Miércoles, 6 de Mayo de 2009

Catalunya y Madrid evalúan a los niños de 6º de primaria

La prueba pretende obtener herramientas para acabar con el fracaso escolar

L. D. P. ·06/05/2009 - 16:33h

Alumnos de la escuela Josep Boada realizan la prueba de Sexto de Primaria. - M. F.

Los alumnos de sexto de Primaria de Catalunya y Madrid se examinaron ayer para conocer su nivel antes de acceder a la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). "Tendremos un conocimiento general y se podrá profundizar en el nivel de cada escuela y de cada alumno, para, si conviene, diseñar líneas de mejora, rectificación y progreso", afirmó el conseller de Educació de la Gene, Ernest Maragall.

En el caso madrileño, que es el cuarto año que realiza la prueba, el examen constó de dos ejercicios de 45 minutos cada uno. El primer apartado consistió en una prueba de comprensión lectora y un dictado; el segundo, en varias preguntas de cultura general. Por lo que respecta a Catalunya, que es el primer año que se suma a la iniciativa de evaluar a los chicos de sexto, el test consistió en una prueba de comprensión lectora y expresión escrita, tanto en catalán como en castellano, así como una prueba de dominio de la resolución de problemas matemáticos.

Madrid hace el examen por cuarta vez y Catalunya se estrena este año

En ambas comunidades los resultados no cuentan en el expediente académico del alumno, aunque sí se darán a conocer a los centros, y las familias recibirán un informe.

Las mates, mejor

Ni Sulamita ni Hamza estaban ayer preocupados por la prueba, de hecho, la encontraron "bastante fácil". Ambos son alumnos de la escuela Josep Boada, en Badalona (Barcelona). Sulamita explicó que se le dan bien las matemáticas: "El único problema es que no me sé las tablas de multiplicar". Hamza, en cambio, sí se las sabe. Están en el patio, toca un descanso. Ya han hecho la prueba de lengua catalana y la de matemáticas. "Fácil, todo fácil", dice Hamza que tiene el pelo muy largo y unos ojos enormes. Pero al cabo de un rato confiesa: "Con la pregunta de los metros y los kilómetros me he hecho un lío, no la sabía".

En el caso catalán, los resultados de los inmigrantes no computarán

Àngels Palmeiro los observa con escepticismo y no puede evitar una regañina. Al fin y al cabo, aunque hoy no sea ella quien les evalúe, es su tutora. "Ya lo hemos hablado muchas veces, si estudiaráis..." .

La escuela Josep Boada tiene un 70% de inmigrantes y está entre dos barrios, el Gorg y San Roc, ambos con problemáticas sociales. Pero la realidad del centro no es una excepción en el mapa educativo catalán y por eso, días atrás, cuando el conseller anunció la realización del examen ya advirtió de que los resultados de los inmigrantes que lleven menos de dos años escolarizados no se computarán.

"En el [test] de catalán había una historia de Vikingos", explica Evilym que también, según dice, ha encontrado "muy fácil" el test. Pero Ángeles no se fía y aprovecha para recordarles que fuera de la escuela hay que hacer los deberes. Ellos asisten.

Pero la realidad es que sus tardes son muy distintas a como desearía la maestra. Sulamita cuenta que cuando acaba la escuela va al "culto" evangélico, Hamza juega al fútbol o a la Playstation, Evilyn hace danza y ve la tele. Ángels calla y escucha. "Lo de la prueba, ya lo veremos", setencia la maestra.