Archivo de Público
Jueves, 7 de Mayo de 2009

El sector cultural español quiere retomar las negociaciones

Las operadoras prefieren que sea el Gobierno el que detalle el marco anti P2P

B. SALVATIERRA / M. Á. CRIADO ·07/05/2009 - 02:00h

A. - EMule sería uno de los programas prohibidos para los usuarios españoles.

La industria cultural española, representada en la Coalición de Creadores, recibió ayer de buen grado las declaraciones realizadas por el secretario de Estado de Telecomunicaciones , Francisco Ros, en las que animaba al sector cultural y a las operadoras a retomar las conversaciones sobre el pacto para acabar con las descargas de contenidos sujetos a derechos de autor. Sin embargo, los operadores de Internet no parecen dispuestos a volver a la mesa de negociación.

La Coalición (que agrupa a autores, entidades de gestión, productoras, discográficas y distribuidoras) "estaría encantada de retomar la negociación", aseguran fuentes de la misma. También explicaron que "no se puede obviar el problema de las descargas", haciendo un llamamiento a las operadoras. Hasta que las conversaciones se interrumpieron, se había conseguido el acuerdo en varios puntos que el secretario de Estado definió como "muy valiosos".

El acuerdo debe ir acompañado de una legislación del Gobierno

Entre lo acordado se encuentra la implantación de medidas tecnológicas para impedir el acceso de los inter-nautas españoles a las web que ofrecen enlaces a archivos y servidores de intercambio. Dichas medidas debían ser ejercidas por las operadoras. También habían logrado un compromiso para pedir el Ministerio de Industria la instauración de una autoridad administrativa encargada de notificar a los usuarios. Aquí es donde se bloqueó el acuerdo.

Mientras la Coalición insistió en la desconexión tras los avisos disuasorios, Redtel (que representa a las principales operadoras a excepción de Jazztel) se negó en redondo, ofreciendo la posibilidad de multas económicas.

Las operadoras, que aún andan digiriendo la imposición de una tasa para subvencionar la ausencia de publicidad en TVE, no han mostrado la satisfacción de la Coalición. Para las operadoras, que enviaron su escrito al ministro con sus condiciones, "es el Ministerio el que tiene que dar el paso ahora", según aseguraron fuentes del sector. El posible acuerdo entre las partes debe ir seguido de una legislación del Gobierno, imprescindible para la legalidad del pacto. De hecho, fue el Ejecutivo el que instó a las partes a buscar una solución consensuada al conflicto hace más de un año.

Las telecos quieren que se garantice una oferta legal atractiva

Además del espinoso tema del corte de la conexión a Internet a los usuarios, las operadoras querían que la industria cultural "garantizara una oferta legal atractiva" que pudiera competir con la gratuita que hay en la Red. El acuerdo que suscribieron contemplaba la digitalización de una parte de los contenidos comerciales. Sin embargo, las operadoras han manifestado después la insuficiencia de esta oferta. Un catálogo atractivo debería incluir a las producciones de EEUU, en especial las películas. El problema es que es este material el que más circula por Internet.