Archivo de Público
Jueves, 7 de Mayo de 2009

Descubiertos los tres genes que permiten la metástasis cerebral

El investigador Joan Massagué describe en Nature el mecanismo genético que hace posible que las células tumorales de mama atraviesen la barrera hematoencefálica y colonicen el cerebro.

ANTONIO GONZÁLEZ ·07/05/2009 - 08:00h

Células de cáncer de mama, en su lugar de origen.

La llave genética de la que se sirve el cáncer de mama para provocar metástasis en el cerebro, en muchas ocasiones con resultados funestos para el paciente, ha quedado al descubierto gracias a un estudio liderado por el investigador catalán Joan Massagué. En el trabajo, publicado hoy en Nature, Massagué y su equipo han identificado tres genes que actúan como auténticos caballos de Troya moleculares para derribar la barrera hematoencefálica, la muralla del cerebro contra las invasiones indeseables, permitiendo así a las células tumorales procedentes del cáncer de mama entrar en el órgano más importante del cuerpo y generar una metástasis.

Los genes en cuestión son los denominados COX2, HB-EGF y ST6GalNac5. Mientras que COX2 estimula la permeabilidad de las paredes capilares para permitir el paso de las células tumorales, HB-EGF se ocupa de dotar de mayor movilidad a las células circulantes del cáncer y ST6GalNac5 les otorga la capacidad de adherirse a las paredes de los capilares de la barrera hematoencefálica. En concreto, este último gen codifica una enzima que provoca una reacción química, que a su vez crea una capa en la superficie de las células procedentes del cáncer de mama que refuerza su capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica y adentrarse en el tejido cerebral, dando lugar a metástasis. De hecho, este recubrimiento celular, cuyo papel en la metástasis era desconocido hasta ahora, podría servir de diana para futuros fármacos antitumorales, al igual que los otros dos genes.

Los genes podrán servir de dianas para nuevos tratamientos

"Nuestro trabajo aclara el papel que juegan estos genes a la hora de determinar cómo las células del cáncer de mama se liberan y cómo, una vez que están circulando por el organismo, deciden dónde atacar", señala Massagué, que es el responsable del Programa de Biología y Genética del Cáncer del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.

Para llegar a sus conclusiones, Massagué y sus colaboradores, entre los que figuran Roger Gomis y Cristina Nadal, que trabajan en el Instituto de Investigación Biomédica y el Hospital Clínic de Barcelona, respectivamente, obtuvieron células tumorales del líquido pleural de pacientes con cáncer de mama y metástasis cerebral y utilizaron modelos de ratón para estudiar su expresión genética mediante distintas técnicas como los microarrays de ADN.

Descubrir más genes

Los beneficios de este hallazgo "todavía tardarán en llegar"

Pese a que en esta investigación ha quedado establecido el papel que juegan los tres genes citados a la hora de facilitar la metástasis cerebral, los autores del trabajo no descartan que pueda haber otros implicados en el proceso. De hecho, el estudio describe otros genes que pueden tener un rol complementario, así que serán necesarias nuevas investigaciones para clarificar su funcionamiento en estas metástasis, que suele afectar a un 10% de los pacientes de cáncer que tiene la enfermedad diseminada.

Por último, los investigadores consideran que ahora hay que validar estos resultados en grupos de enfermos y advierten de que hay que ser conscientes de que los beneficios de este trabajo "todavía tardarán en llegar".