Archivo de Público
Martes, 5 de Mayo de 2009

EE.UU. lamenta las víctimas civiles de un bombardeo en la provincia afgana de Farah

EFE ·05/05/2009 - 14:29h

EFE - El jefe del Mando Regional Oeste de ISAF, general Paolo Serra, participa en una ceremonia de cambio de mano del Equipo Provincial de Reconstrucción en la base militar de Herat, Afganistán, el pasado 3 de abril. EFE/Archivo

El Gobierno de Estados Unidos lamentó hoy "profundamente" las víctimas civiles del bombardeo de la OTAN a un grupo de talibanes en la provincia occidental afgana de Farah y anunció que participará en la investigación para determinar lo sucedido.

"Estados Unidos lamenta profundamente cualquier daño o pérdida de vidas inocentes entre los afganos como consecuencia de operaciones en las que sus fuerzas están involucradas", dijo el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, en un comunicado.

El Gobierno estadounidense considera que "cualquier pérdida de vidas inocentes es trágica" y ofreció asistencia humanitaria a las comunidades afectadas.

Wood indicó que Estados Unidos "tendrá en cuenta seriamente los informes sobre el incidente y los investigará a fondo".

Las autoridades afganas todavía no han determinado el número de civiles que murieron en el bombardeo de la aviación de la OTAN a un grupo de talibanes que habían sitiado un distrito de la provincia occidental afgana de Farah.

Según Wood, Estados Unidos "toma precauciones para evitar pérdida de vidas entre los civiles afganos, así como las fuerzas afganas e internacionales durante las operaciones contra los insurgentes y terroristas".

Los insurgentes se han hecho fuertes en los últimos dos días en el distrito de Bala Bulok, donde atacaron varias poblaciones y mataron a tres civiles tras acusarlos de espiar para el Gobierno afgano y las fuerzas internacionales destacadas en el país.

El gobernador provincial, Rohul Amin, añadió que los talibanes mataron también a tres policías e hirieron a cuatro antes de la intervención de anoche del Ejército afgano con apoyo de la aviación de la OTAN.

La fuerza conjunta realizó un ataque contra los insurgentes, ocultos en viviendas, que según Amin puede haberse saldado con unos 30 talibanes muertos y "varias" víctimas civiles.