Archivo de Público
Martes, 5 de Mayo de 2009

La Nacional digitaliza el teatro del Siglo de Oro

La biblioteca crea también un canal propio en YouTube

P. C. ·05/05/2009 - 08:15h

La Biblioteca Nacional pretende digitalizar 2.000 textos de los autores del XVII. - PÚBLICO

Los textos originales de Lope de Vega, Calderón de la Barca o Tirso de Molina ya no se consultarán sólo en salas rodeadas de cámaras de seguridad. Con el nuevo portal digital de la Biblioteca Nacional (BNE) dedicado al Teatro del Siglo de Oro español y activado ayer en su website, el usuario de Internet podrá acceder a 116 autógrafos manuscritos originales de 44 autores españoles, 43 tomos digitalizados de 594 piezas y 710 copias de manuscritos o impresos. En total, 36.224 páginas digitalizadas. Entre los títulos que se podrán visualizar y descargar destaca La dama boba de Lope de Vega, escrita de su puño y letra. Como señaló la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, "se pretende que lleguen a estar los 2.000 títulos del Siglo de Oro del fondo".

Además de la importancia de este teatro en la literatura universal, una de las razones de este proyecto fue, según su coordinador, Germán Vega, "el poco control sobre los materiales textuales del Siglo de Oro que hay en España. Es cierto que se escribió muchísimo, pero la localización de los manuscritos es muy difícil, y eso con los textos de Shakespeare o Molière no pasa. La recuperación del patrimonio cultural no debe quedarse sólo en los retablos de las iglesias".

Este portal está enmarcado en un proyecto mucho más ambicioso de la Nacional. Actualmente, ya hay 10.000 títulos en la Biblioteca Digital Hispánica y, según confirma a Público su directora técnica, Belén Llera, "en los últimos cuatro meses hemos digitalizado más de 6.000 títulos". En los próximos llevarán a la red colecciones de toda la temática hispanoamericana, así como una colección de villancicos del siglo XVII y un fondo de 17.000 fotografías.

Más seguridad

Toda esta digitalización que realiza un grupo de cinco personas, "ha generado un mayor control de la conservación y de la seguridad, ya que, por ejemplo, ahora se puede investigar con el original del Cantar de Mío Cid, y ese es un documento al que nadie puede acceder" físicamente, explica Llera. Este servicio ha propiciado que el año pasado "hubiera 42 millones de descargas", afirma la directora técnica, aunque tampoco han constatado una disminución de la presencia del investigador en las salas de la biblioteca. "Al final, todos quieren tocar el documento", apostilla Isabel Moyano, encargada del fondo antiguo de la institución.

La red social de Facebook y el canal de vídeos YouTube son otras dos plataformas a las que también se ha subido la BNE. Para Llera, la primera "cumple un servicio profesional porque colgamos las noticias", y la segunda, donde acaban de colgar doce vídeos institucionales, "nos servirá para subir conferencias o ruedas de prensa". La Biblioteca Nacional ya está en la era digital.