Archivo de Público
Lunes, 4 de Mayo de 2009

Los talibanes reniegan del pacto de paz en Swat

El portavoz de los insurgentes advierte de que atacarán a las fuerzas de seguridad y a miembros del Gobierno "en cualquier lugar"

PÚBLICO ·04/05/2009 - 21:00h

El frágil acuerdo de paz en el valle de Swat paquistaní está a punto de romperse. El Gobierno regional aceptó en febrero imponer la ley islámica en esta región a cambio de que los talibanes renunciasen a la violencia. Pero el portavoz de los insurgentes, Muslim Khan, declaró este lunes que el pacto está "prácticamente roto" y advirtió de que a partir de ahora atacarán a las fuerzas de seguridad y a miembros del Gobierno "en cualquier lugar".

Aunque el pacto no ha sido roto oficialmente, ambas partes lo consideran papel mojado y se acusan mutuamente de haber violado los compromisos adquiridos. La violencia no ha desaparecido en Swat, tal y como prometieron los insurgentes, y este fin de semana han decapitado a dos funcionarios locales como represalia por la ofensiva del Ejército paquistaní en distritos vecinos. Los talibanes tampoco han depuesto las armas y han aprovechado la momentánea retirada del Ejército del valle para lanzar ataques hacia el este.

Los insurgentes de Swat, liderados por Sufi Mohamed, critican que ha sido el Gobierno regional quien ha elegido los jueces de los tribunales islámicos, y no ellos, tal y como querían. Además, aseguran que las tropas paquistaníes han empezado a atacarles en la última semana y ellos están contestando.

La operación militar en los distritos de Dir y Buner ha causado la muerte de casi 200 insurgentes y una decena de soldados. Los combates han forzado también la huida de centenares de familias y han aumentado la división de la población local.