Archivo de Público
Lunes, 4 de Mayo de 2009

El auténtico sueño de Zapatero

Un hipotético duelo final entre Madrid y Chicago se escenificaría como un choque Zapatero-Obama

IGNACIO ROMO ·04/05/2009 - 07:05h

José Luis Rodríguez Zapatero junto a Barack Obama.

Tony Blair fue el hombre que se llevó los Juegos Olímpicos de Londres bajo el brazo. El carisma del líder laborista británico, su liderazgo y su hábil labor de lobby en los metros finales fueron decisivas para que la ciudad del Támesis consiguiera el dificilísimo objetivo de albergar los Juegos por tercera vez.

El próximo 2 de octubre, en Copenhague, Madrid se batirá el cobre olímpico con tres ciudades de mucha talla: Chicago, Tokio y Río de Janeiro. Todas cuentan con una razón de peso para albergar los Juegos. Tokio vende sus finanzas, Brasil reclama que Suramérica organice unos Juegos que jamás ha tenido. ¿Y Chicago?

Chicago cuenta con la fuerza de Barack lobby Obama. Desde la candidatura de Madrid, se teme aunque siempre en silencio que el liderazgo apisonador del presidente de los Estados Unidos pueda cristalizar en un nuevo efecto Blair en las votaciones de octubre. Chicago es la ciudad de Obama desde hace dos décadas.

José Luis Rodríguez Zapatero sorprendió hace un mes al convertir la Secretaría de Estado para el Deporte en un ministerio virtual. Jaime Lissavetzky ya rinde cuentas al presidente del Gobierno, que dirige el deporte de forma directa.

¿Cuál es el auténtico sueño de Zapatero? La lucha directa con Obama en una hipotética votación final. Si Tokio y Río de Janeiro caen en los dos primeros escrutinios, el duelo final entre Madrid y Chicago se escenificaría como un choque Zapatero-Obama. Si ganara Madrid, el éxito sería histórico. Si perdiera, el duelo con Obama al menos habría potenciado su imagen internacional.

Noticias Relacionadas