Archivo de Público
Lunes, 4 de Mayo de 2009

"El fofo se come el balón"

Ronaldo hace campeón del Paulista al Corinthians, equipo de Lula, que bromea con la silueta del jugador

L. J. MOÑINO ·04/05/2009 - 08:00h

Ronaldo conduce el balón perseguido por dos jugadores del Santos. - EFE

Si gana Corinthians, gana el pueblo", dicen los corinthianos, muy distanciados de los nuevos ricos y los burgueses que se instalaron en el Palmeiras y en el Sao Paulo, los otros dos grandes clubes de la ciudad junto al Santos, su rival en esta final. Si Ronaldo viste la camiseta del Corinthians, defiende el sentimiento de los más desfavorecidos. Y si Ronaldo les hace campeones del campeonato Paulista, Lula lo festeja como el hincha entregado que es. A los mítines de Lula en plena dictadura acudían Sócrates y Casagrande, dos de los cabecillas de la denominada Democracia Corinthiana, aquel revolucionario equipo de principios de los ochenta en el que las alineaciones se votaban entre los jugadores.

Para Ronaldo tuvo palabras el presidente brasileño cuando valoró sus registros goleadores: nueve tantos en once partidos. Todos decisivos para que el Corinthians, en el año de su regreso a la máxima categoría, tras su humillante descenso, reine en el estado de Sao Paulo. "El fofo se come el balón", se refirió en tono cariñoso el presidente brasileño a Ronaldo. "Su recuperación es una alegría, admiro a los que no desisten", afirmó Lula.

El Fenómeno quería demostrar que su fichaje no era sólo marketing

El propio Ronaldo ha ironizado sobre su silueta: "A medida que hago goles, me vuelvo más lindo, pero depende del gusto de cada uno". Hasta su entrenador, Mano Menezes, le perrea con cariño. "Vaya carrera en velocidad, eh, gordo", le dijo tras un gol a la contra. Ayer, tras el empate en casa (1-1) ante el Santos (1-3 en la ida), Ronaldo quería celebrar que ha vuelto a sentirse futbolista. Lo hizo alejado del tumulto y con lágrimas en los ojos.