Archivo de Público
Lunes, 4 de Mayo de 2009

La cerveza de un pueblo que quiere llegar al mundo

Estrella Galicia es el principal producto de Hijos de Rivera. La empresa también embotella agua, licores, sidra y vinos

EDUARDO LÓPEZ-JAMAR ·04/05/2009 - 09:00h

Xalok -

Cuando, a principios del siglo XX, José María Rivera Corral regresaba a las costas gallegas tras una larga travesía en barco desde México, no sospechaba que estaba a punto de fundar la que, con el tiempo, sería una de las empresas más importantes de su región. Si no en el ámbito económico, sí, al menos, en el sentimental. En 1906 se creaba La Estrella de Galicia, dedicada a fabricar hielo y, como actividad secundaria, cerveza. Más de un siglo después, la bebida de color ámbar de la marca gallega, omnipresente en su región de origen, funciona casi como un monopolio de facto y es respetada a nivel nacional. Los casi 96 millones de litros de cerveza que produce anualmente en su fábrica de A Grela (A Coruña), donde trabajan unas 350 personas, llegan a 25 países de todo el mundo. La facturación total del grupo fue de 150 millones de euros en 2007.

Los mercados europeos y otros tan dispares como México, Japón o Australia han proporcionado una gran acogida a los productos de Hijos de Rivera, la empresa cervecera a la que pertenece la marca. "El objetivo es consolidarnos donde ya estamos y no desaprovechar nuevas oportunidades", dicen en el grupo. Si 2007 fueel año del desembarco en Brasil, de mano del gigante estadounidense Wal-Mart, a finales del pasado año le tocó el turno a Argentina. Se convertía así en la primera cervecera española en recalar en el país suramericano, donde el terreno estaba sobradamente abonado gracias a la numerosa comunidad gallega residente.

Presente en Japón o Australia, en Galicia su dominio del mercado es total

Perfeccionamiento

Sin prisas; así ha transcurrido la trayectoria de esta empresa familiar desde su creación. El patriarca de los Rivera decidió que su hijo estudiase ciencias comerciales en Hamburgo. La localidad alemana no había sido elegida al azar: el joven obtuvo también el título de Maestro Cervecero, lo que ayudó al perfeccionamiento de la fórmula de cebada y lúpulo que conforma la Estrella Galicia Especial. Mucho más tarde llegarían la HR, más suave, la River Sin y River Zero, y la 1906, una cerveza tostada de más cuerpo. Con motivo de su centenario, se creó una partida limitada de Estrella de Navidad, elaborada con lúpulo cultivado en tierras gallegas,una planta introducida por José María Rivera en Galicia y que se había perdido. "Este homenaje al fundador se materializó a través de un proyecto experimental que ha crecido en los últimos años", explican desde la empresa.

Ignacio Rivera, el actual director general de la compañía y biznieto de su fundador, ha emprendido recientemente una ofensiva para la conquista del territorio español. Prueba de ello son los recientes acuerdos de patrocinio firmados con el Deportivo de La Coruña (que ya viste el logotipo de la cervecera en sus camisetas) y el Celta de Vigo, los principales clubes de fútbol gallegos, lo que, según la compañía, "contribuirá a hacer el nombre de nuestra marca más visible".

La numerosa colonia gallega en Argentina facilitó la entrada en el país

El Festival de Música Celta de Ortigueira, el más importante de su estilo en suelo español, también cuenta con apoyo de la cervecera. Y así, poco a poco, Estrella Galicia avanza en su meta de convertirse en la "cerveza de un pueblo".