Archivo de Público
Viernes, 1 de Mayo de 2009

Cañizares cree que recusar al Papa en el Congreso es "una ofensa para España"

El cardenal de Toledo cree que esta decisión "no representa a la inmensa mayoría de los votantes de todos los partidos"

EP ·01/05/2009 - 18:28h

EFE - El Cardenal Administrador Apostólico de Toledo y Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Antonio Cañizares Llovera

El cardenal administrador apostólico de Toledo, Antonio Cañizares, ha rechazado la admisión a trámite por parte de Mesa del Congreso de Diputados de la propuesta de reprobación al Papa Benedicto XVI, pues supone un "ataque e ignominia hacia un hombre de Dios" y "constituye una ofensa a España misma".

En una carta a los sacerdotes y fieles de la Archidiócesis, desde el Policlínico Gemelli de Roma, donde permanece ingresado a causa de una tromboflebitis en una pierna, monseñor Cañizares critica esta iniciativa contra "un hombre bueno y justo, máximo defensor del hombre, de su dignidad y sus derechos fundamentales, promotor como pocos de la cultura de la paz y de la civilización del amor, a favor de todos los hombres sin discriminación alguna".

"Daño grave a las instituciones

A su juicio, esta decisión "no representa a España ni a la inmensa mayoría de los votantes de todos los partidos, que deberían representarnos de verdad a los ciudadanos" y "constituye una ofensa a España misma, siempre cercana al Papa y querida por él, y entraña un daño grave a las instituciones", informó el Arzobispado de Toledo en un comunicado.

"Queredlo muchísimo, orad para que Dios le consuele, le fortalezca le dé sabiduría"

Por ello, el cardenal pide que todas las misas que se celebren el sábado y el domingo se ofrezcan "en reparación por nuestro padre y pastor que nos preside en la caridad, el buen Papa Benedicto XVI". "Queredlo muchísimo, orad para que Dios le consuele, le fortalezca le dé sabiduría, nos lo conserve y proteja, para el bien del mundo y de la Iglesia", señala.

El cardenal insta a los sacerdotes a pedir también "para que quienes nos representan en el Parlamento cambien, y Dios les ayude en la solución de los verdaderos y gravísimos problemas que afligen ahora al pueblo español".

Finalmente, envía "un saludo lleno de afecto y agradecimiento" a los sacerdotes y fieles por las oraciones y el interés demostrado por su salud, y explica que "gracias a Dios, todo va muchísimo mejor y parece superado".