Archivo de Público
Jueves, 30 de Abril de 2009

Israel amenaza a la UE con apartarla del proceso de paz por sus críticas

El Gobierno de Netanyahu carga contra la titular de Exteriores de Bruselas

EFE ·30/04/2009 - 09:11h

La diplomacia israelí ha advertido a embajadores comunitarios en Tel Aviv que la Unión Europea "no podrá formar parte" del diálogo con los palestinos si sigue con críticas al Gobierno de Benjamín Netanyahu, según informa este jueves el diario Haaretz.

"Israel está pidiendo a Europa que baje el tono y dirija un diálogo discreto. No obstante, si estas declaraciones continúan, Europa no podrá formar parte del proceso diplomático y ambas partes perderán", dijo a los embajadores europeos el vicedirector para Europa del Ministerio israelí de Exteriores, Rafi Barak, según el rotativo.

El blanco de los críticas israelíes es la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, por haber abogado por congelar el incremento de las relaciones UE-Israel ante la negativa de Netanyahu a aceptar públicamente la creación de un Estado palestino como solución al conflicto de Oriente Medio.

"Si las críticas no cesan, la UE quedará fuera del proceso de paz"

La UE decidió el pasado año aumentar sus relaciones con el Estado judío, pero el proyecto está en el dique seco desde la ofensiva israelí en Gaza de diciembre y enero pasados, en la que murieron unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles.

Ferrero-Waldner recalcó la pasada semana en Bruselas que no es "la ocasión adecuada para ir más allá del actual nivel de relaciones", dada la falta de "compromiso claro del nuevo Gobierno (israelí) para proseguir las negociaciones con los palestinos".

"Hace semanas que venimos diciendo a todos en Europa que el Gobierno de Israel necesita tiempo para reformular sus políticas, en vez de comenzar una guerra en la prensa", replicó Barak, quien mostró su malestar por las críticas de ministros europeos y altos funcionarios de la UE al nuevo Ejecutivo, de mayoría derechista.

La línea de Israel

Barak insistió en que su país quiere que la UE sea un "socio" en el proceso diplomático, por lo que "resulta importante mantener un diálogo discreto y maduro y no recurrir a declaraciones públicas".

Igal Palmor, portavoz del Ministerio israelí de Exteriores, confirmó a Efe que han habido "conversaciones telefónicas" con embajadores europeos en las que se ha pedido una "línea única y coherente" en la política comunitaria respecto a Israel, aunque rechazó que hubiese "amenazas".

"Si la UE no tiene una posición coherente será objetivamente difícil mantener un trabajo común", advirtió.