Archivo de Público
Lunes, 27 de Abril de 2009

General Motors eliminará 21.000 empleos antes de 2010

También cerrará 13 de las 47 fábricas que tiene en Estados Unidos

EFE ·27/04/2009 - 14:59h

Varios coches modelo Pontiac Solstice en una calle cerca del GM Renaissance Centre de Detroit, Estados Unidos. EFE

General Motors anunció este lunes que acelerará su plan de viabilidad, con lo que antes de finales de 2010 eliminará 21.000 puestos de trabajo en Estados Unidos y cerrará 13 de las 47 fábricas que tiene en el país.

La multinacional ha actualizado el plan de viabilidad en el que trabaja y que debe recibir el visto bueno de la Administración Obama antes del próximo 1 de junio, con el fin de evitar la suspensión de pagos del primer fabricante de automóviles de Norteamérica.

La nueva propuesta de la compañía revisa profundamente los objetivos establecidos en el plan inicial de reestructuración que presentó el pasado mes de febrero, y establece entre sus metas una reducción de los costes estructurales del 25% entre 2008 y 2010, hasta 23.200 millones de dólares (17.700 millones de euros).

"Estamos tomando medidas duras, pero necesarias para la viabilidad de General Motors a largo plazo", expuso el presidente de General Motors, Fritz Henderson. "Nuestra responsabilidad está clara (...) y haremos todo lo posible para mitigar el efecto de estas acciones en nuestros empleados, concesionarios, sindicatos, proveedores, accionistas y en las comunidades", añadió Henderson.

Entre sus metas está una reducción de los costes del 25%

El máximo responsable del grupo insistió en que el nuevo plan de viabilidad recoge las indicaciones del presidente Obama y del Departamento del Tesoro, a quienes agradeció su apoyo. A su juicio, estas medidas harán que el modelo de negocio de General Motors sea más fuerte y ligero al mismo tiempo.

Se prepara para lo peor: prescinde de cuatro marcas

Para empezar, General Motors se centrará en cuatro marcas para su actividad en Norteamérica: Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC. De esta forma, Pontiac desaparecerá a finales de 2010, mientras que Saab, Saturn y Hummer tendrán su propia solución antes de que termine este año.

En cuanto a la red comercial en Estados Unidos, el número de concesionarios se reducirá un 42% entre 2008 y 2010, pasando de 6.246 a 3.605 centros. General Motors asume que su cuota de mercado caerá este año hasta el 19,5% y se estabilizará entre el 18,4% y el 18,9% en los próximos ejercicios, como consecuencia de la menor demanda y de la consolidación de marcas y concesionarios.

Pontiac desaparecerá a finales de 2010

De esta forma, General Motors reformula sus propuestas ante un nuevo escenario. La empresa se prepara para lo peor y asegura que será capaz de alcanzar el equilibrio en sus cuentas en Norteamérica con un mercado total de diez millones de vehículos en Estados Unidos, lejos del volumen de entre 15 y 17 millones de unidades registrado desde 1995 hasta 2007.

"Estamos tomando medidas duras, pero necesarias para la viabilidad de GM"

Reducción de la deuda

Además, el grupo apuesta por reforzar su balance y su posición de liquidez. Para ello, realizará una emisión de bonos convertibles en acciones por un importe de 27.000 millones de dólares (20.600 millones de euros), modificará los términos del acuerdo con sus empleados sobre prestaciones sociales y sanitarias (VEBA) y solicitará autorización al Tesoro para convertir deuda en acciones. Todas estas medidas se traducirán en una reducción de la deuda en 44.000 millones de dólares (33.600 millones de euros).

La empresa no tiene previsto frenar su apuesta por los futuros productos y las nuevas tecnologías, a las que destinará este año 5.400 millones de dólares (4.120 millones de euros), y entre 5.300 y 6.700 millones de dólares (entre 4.000 y 5.100 millones de euros) desde 2010 hasta 2014.