Archivo de Público
Viernes, 24 de Abril de 2009

Zapatero, convencido de que las palabras de Sarkozy fueron "positivas"

"Conozco bien a Nicolas Sarkozy, y no hay ningún problema ni necesidad de ninguna explicación", dice

EFE ·24/04/2009 - 12:09h

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quitó este viernes hierro a la polémica suscitada por las declaraciones de Nicolas Sarkozy en las que supuestamente cuestionaba su inteligencia, al mostrarse convencido de que los comentarios que hizo el mandatario galo fueron "positivos".

"Tengo una muy buena relación con Nicolas Sarkoy y sé que todos los comentarios que haya podido hacer sobre mí eran positivos", asegura Zapatero en una entrevista que publicará hoy el vespertino Le Monde y que ya ha sido adelantada.

"Este asunto ha creado una cierta polémica pero conozco bien a Nicolas Sarkozy", prosigue Zapatero, antes de precisar que el jefe del Estado francés "siempre ha sido generoso en la relación, y elogioso".

"No hay ningún problema"

Por lo tanto, "no hay ningún problema" ni necesidad de ninguna explicación, concluye el presidente español, quien podrá abordar esta cuestión cara a cara la próxima semana con Sarkozy, duor lorante su visita oficial a España los próximos lunes y martes.

La polémica surgió la semana pasada, cuando el diario Libération publicó que Nicolas Sarkozy cuetionó la inteligencia de Zapatero en un encuentro informal con un grupo de parlamentarios franceses a los que, según ese diario, llegó a decir que el mandatario español "puede que no sea muy inteligente". En esa misma conversación también se refirió a Barack Obama, presidente de Estados Unidos, y a Angela Merkel, canciller alemana, en términos de claro menosprecio hacia ellos. Público pudo comprobar a través de tres fuentes parlamentarias distintas que efectivamente esa expresiones del presidente francés fueron tal cual.

Las reacciones surgieron inmediatamente y hasta el Palacio del Elíseo tuvo que desmentir oficialmente las palabras atribuidas al jefe del Estado galo.