Archivo de Público
Viernes, 24 de Abril de 2009

El presidente de Paraguay se enfrenta a un juicio político

El escándalo por el surgimiento de tres demandas de paternidad contra el ex obispo "están creando una situación de 'pre-crisis'"

 


·24/04/2009 - 04:06h

El escándalo por las demandas de paternidad que afronta el presidente paraguayo, Fernando Lugo, cuando este se desempeñaba como obispo, lo colocan bajo el riesgo de un juicio político y una caída de popularidad entre los paraguayos.

El escándalo que envuelve al mandatario por el surgimiento hasta hoy de tres demandas de mujeres para que reconozcan a sus hijos "está creando una situación de 'pre-crisis'. Se empieza a hablar por primera vez de juicio político", dijo a Efe el analista Alfredo Boccia.

"Hay mucha gente que está estupefacta, que no lo puede creer, que no lo hubiera votado si hubiera sabido de todo esto, que está con fuertes vínculos católicos y que se siente indignada, políticamente estafada", opinó Boccia. Consideró además que son pocos los que sostienen que "aquí no pasó nada y que Lugo sigue siendo el mismo de siempre".

El Gobierno, sale en su defensa

El Gobierno paraguayo recalcó hoy que las demandas de paternidad que afronta el jefe de Estado, el ex obispo Fernando Lugo , son asuntos de ámbito privado y que por esa razón no puede ser objeto de un juicio político.

A Lugo "se le tiene que medir por su gestión y por su honestidad. La Constitución establece claramente cuáles son las razones por las cuales se puede enjuiciar a un presidente y una cuestión personal no puede ser una causa", afirmó a los periodistas el ministro de Interior, Rafael Filizzola.

El ministro del Interior señaló que no conoce en el mundo el caso de un jefe de Estado al "que por cuestiones personales se le haya hecho un juicio político", aunque sí ha "habido muchísimo casos similares (a los de Lugo) en algunos países".

"Leña del árbol caído"

Algunos medios especulan sobre la posibilidad de que la oposición promueva el enjuiciamiento para destituir a Lugo y señalan que si el trámite fuera apoyado por el sector del oficialista Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) que se considera marginado del poder saldría adelante la iniciativa.

Esta fracción del PLRA, soporte político de Lugo en el Congreso, está liderada por el vicepresidente del país, Federico Franco, quien mantiene frecuentes roces con Lugo, el último por los cuatro cambios de ministros realizados el pasado lunes, en medio del escándalo y en coincidencia con el primer año del histórico triunfo electoral de la coalición gobernante.

"Tenemos diferencias con Lugo, pero el PLRA no acompañará un juicio porque no hay causas", afirmó hoy Franco en el sur del país, al asegurar que "no es de esos que hacen leña del árbol caído".

Bromas por todo el país

De acuerdo a un sondeo publicado el 16 de abril por el diario asunceno "Última Hora" después de que que el jefe de Estado asumiera, el pasado día 13 la paternidad de Guillermo Armindo Carrillo, que nació el 4 de mayo de 2007, la percepción de la población sobre la honradez del mandatario pasó de 64,14% al 48,04%.

"Todo depende de cuantos hijos más aparezcan, de como se maneja la crisis y en tercer lugar de que grado de tolerancia le puede tener esta sociedad, que no es precisamente muy moralista", indicó Boccia.

El escándalo que envuelve a Lugo ha provocado además todo tipo de brmas y burlas por parte de la población, programas humorísticos y canciones que parodian el caso del ex prelado.

Ese es el caso del grupo musical de una región rural del país, "Los Ángeles", que señaló que ha recibido ofrecimientos para actuar en Argentina, Brasil y Chile tras el éxito conseguido con una de sus canciones, que en el estribillo menciona que "Lugaucho (Lugo) tiene corazón, pero no usó el condón", en alusión al lema del presidente en la pasada campaña electoral.