Archivo de Público
Jueves, 23 de Abril de 2009

El PP emprende una cruzada por la "cervecita en la playa"

La portavoz del PP, en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, argumenta que "los chiringuitos están muy apegados a España"

LUIS REPISO ·23/04/2009 - 09:41h

EFE - El Bar 'Eduardo' situado en Chipiona (Cádiz), derribado el pasado día 15.

La decisión del Ministerio de Medio Ambiente de acabar con los chiringuitos tal y como hoy se conciben, en aplicación de la Ley de Costas —de 1988, que establece criterios de instalación—, ha puesto en pie de guerra al PP. Los conservadores consideran intolerable acabar con algo tan español, y enmarcan la medida dentro de las "improvisaciones geniales del Gobierno".

"Los chiringuitos, o expendedores de alimentos y bebidas en la playa como lo llaman ellos, están muy apegados a España. A los españoles les gusta tomarse una ración o una cervecita en la playa", ha afirmado la portavoz del PP, en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría -en Onda Cero-, quien ha anunciado que su grupo parlamentario va a presentar una iniciativa para que se paralicen los derribos.

Con estos argumentos, el PP va en coherencia con los resultados de estudios como los de la consultora TNS, que entre otras cosas concluyen que los amigos, la playa, la siesta, las ensaladas o los chiringuitos no pueden faltar.

"Es necesario que se renueven las concesiones y que se elabore un plan de integración en las playas. Muchas familias viven de ello y no pueden quedar en el limbo", ha argumentado Sáenz de Santamaría.

Hablar de su libro

Sáenz de Santamaría también ha criticado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por su intervención de ayer en el Congreso para explicar los porqués de la última crisis de su Ejecutivo.

"Le faltó respeto, porque fue a hablar de su libro y no de lo que tocaba", ha afirmado Sáenz de Santamaría, quien confía en que el presidente adopte medidas contra las dificultades económicas "aunque no sean simpáticas".

"Le faltó respeto, porque fue a hablar de su libro y no de lo que tocaba"

La portavoz parlamentaria del PP ha vaticinado que la crisis va a ser "larga y dura", y ha culpado a Zapatero de "meter la cabeza debajo del ala".

"Hay que tomar reformas estructurales en este país. Los últimos presupuestos, como ayer demostró el Constitucional, se aprobaron sin que nadie los apoyara en el fondo", ha concluido Sáenz de Santamaría.