Archivo de Público
Jueves, 16 de Abril de 2009

"Hay un Algarrobico cada dos kilómetros de costa"

Cinta Castillo. Consejera andaluza de Medio Ambiente. Se declara consciente del desorden urbanístico, pero dice que Andalucía "tiene ahora instrumentos para evitarlo"

Á. MUNÁRRIZ / O. CARBALLAR ·16/04/2009 - 08:00h

Cinta Castillo, en su despacho de la Consejería de Medio Ambiente, en Sevilla, durante la entrevista. - RAÚL CARO

Cinta Castillo (Huelva, 1965) se muestra convencida de la correcta actuación de la Junta de Andalucía en el contencioso del hotel Algarrobico, símbolo del dislate urbanístico a pie de playa. "Hace dos meses derribamos en Grazalema un hotel rural en zona protegida y ha pasado desapercibido. Y era ilegal por sentencia firme. Pero el Algarrobico es un icono", afirma la consejera.

Icono por méritos propios...

Sí, pero si recorremos el Mediterráneo, hallaríamos un Algarrobico cada dos kilómetros, a igual distancia [del mar], funcionando sin problemas.

¿Por ejemplo?

A 200 metros hay apartamentos en una roca a la misma distancia del mar y no sale en los medios. Con el mismo daño que pueda tener el hotel.

¿Y la Junta no ha actuado?

Es que no hay ilegalidad.

Entonces no es como el Algarrobico

Si el Algarrobico es ilegal, que lo dirán los tribunales, habrá que derribarlo. Ahora el plan de ordenación del Cabo de Gata está suspendido cautelarmente. Y si hay que cambiarlo, lo haremos. Hay cantidad de procedimientos pendientes recurridos. Pero hablamos de determinar una legalidad que en uno de los procedimientos, por ejemplo, depende de si el deslinde es a 20, 50 ó 100 metros. No hablamos de especies protegidas, ni de contaminación...

El juez insta a investigar la actuación de la Juntapor prevaricación.

Pide que se reabra porque considera que ha habido una actuación de la Junta, en la planimetría, no sujeta a derecho.

¿Y quién ordenó el cambio de planos?

El trabajo técnico de hacer unos planos le correspondía a esta Consejería. Se comete un error, que es no publicar los cambios en el BOJA, y eso es objeto de denuncia penal en 2005 y 2007. Y se archivó.

¿Ha citado ya la Fiscalía a alguien de la Consejería?

En ningún caso, ni en 2005 ni en 2007, ni ahora.

¿Le sorprende el informe europeo que denuncia el caos urbanístico español?

No, tendría que estar ciega. Pero en Andalucía, de cada tres kilómetros de costa, uno está protegido. No nos hemos quedado al margen, pero ahora tenemos instrumentos para evitarlo en el futuro.

Con el antecedente de Aznalcóllar, ¿puede ahora fiarse de la minera Cobre Las Cruces, que se ha saltado las normas y está siendo investigada judicialmente?

Se han hecho todos los controles. Y precisamente por eso detectamos que no se hacían bien las cosas.

No es competencia de la Junta autorizar la refinería Balboa, pero numerosas voces han echado en falta que fuera más crítica enel Consejo de Doñana.

Quien decide es el Ministerio de Industria. La Junta ha presentado alegaciones y elevamos un informe para que se tenga en cuenta. Es algo melancólico pedir a una Administración sin competencias que haga pronunciamientos en contra de un proyecto.

Según sus alegaciones,el proyecto es inviable

No. Lo que hemos hecho es ver si puede haber daño y, si es así, proponer un cambio de trazado. En la mayoría del proyecto no hay riesgo.

El informe de su Consejería recuerda literalmente el desastre de Aznalcóllar...

Comparar Aznalcóllar con Las Cruces o el oleoducto me parece bajar mucho el nivel.

¿Qué crédito da al estudio de la Universidad de Huelva que detecta uranio 238 en los trabajadoresdel Polo Químico?

Salud dice que no tiene que haber riesgo. Las empresas cumplen a rajatabla. Pero en Huelva llevaban 30 años de contaminación bestial porque no había norma.

¿Cómo se restaurarála balsa de fosfoyesos de Fertiberia?

Para esta consejera, que es de Huelva, es un reto que esas 400 hectáreas se conviertan en un magnífico parque.