Archivo de Público
Jueves, 16 de Abril de 2009

Identificados dos genes vinculados al infarto cerebral

Las variantes genéticas elevan un 30% el riesgo de sufrir un ictus

A. G. ·16/04/2009 - 08:26h

Los ictus afectan sobre todo a los ancianos. - JUPITER

Los estudios de asociación de genoma están permitiendo desentrañar de forma cada vez más rápida las claves genéticas de las principales enfermedades. El último caso es el del ictus o infarto cerebral, que constituye la segunda causa de mortalidad en la población española tras los ataques al corazón, con más de 33.000 fallecimientos al año.

Un amplio grupo de investigadores estadounidenses y de los Países Bajos han identificado dos variantes genéticas comunes en el cromosoma 12 que elevan en torno a un 30% el riesgo de padecer un ictus de tipo isquémico, el que se da en el 90% de los casos. Para hallar estas variaciones, denominadas polimorfismos de un solo nucleótido (SNP), los autores del estudio compararon el genoma de 1.544 personas que habían sufrido un ictus con los de 18.058 que no habían desarrollado la enfermedad a lo largo de un periodo de 11 años. Después replicaron los resultados en tres muestras más reducidas de pacientes, según publican hoy en The New England Journal of Medicine. "El hallazgo de estos genes puede ayudar a identificar a aquellos con más riesgo, que merecen una mayor atención a la hora de aplicar medidas preventivas", señala uno de los autores, Philip A. Wolf. No obstante, los autores indican que estas variaciones genéticas tienen una influencia "modesta" en la aparición del ictus, y que no hay que olvidar los factores de riesgo tradicionales como la hipertensión y el tabaquismo.