Archivo de Público
Martes, 27 de Noviembre de 2007

Ocho empresas crearán 2.000 nuevos empleos para paliar el cierre de Delphi

La Junta de Andalucía aprueba un plan para resolver la crisis y reindustrializar la zona

RAÚL BOCANEGRA ·27/11/2007 - 21:27h

Cuatro meses después de la firma del acuerdo por el que Delphi, compañía de EEUU que fabrica componentes para automóvil, abandonara Puerto Real (Cádiz) dejando un agujero de 1.800 parados, la Junta de Andalucía aprobó el martes su plan para resolver la crisis y reindustrializar la zona.

Ocho empresas ya han comprometido inversiones de 533 millones, que se prevé crearán 2.080 empleos en el próximo lustro (3.800 a más largo plazo). La inversión pública será de 1.590 millones hasta 2013 y servirá –confía el Gobierno andaluz– para paliar los efectos de la fuga de la multinacional.

La Junta ha llegado al compromiso con las compañías para que absorban a la mayoría de los ex trabajadores de Delphi, que reciben ya cursos para su reciclaje. El plan también prevé, para quienes queden fuera, fuertes incentivos al autoempleo y para las pymes que los contraten. Y para unos 200, según los sindicatos, se recurrirá a las prejubilaciones.

Convertir un problema en una oportunidad 

El plan no sólo se ocupa de la crisis de Delphi, sino que, poniendo en práctica el lema  convertir un problema en una oportunidad, ofrece una salida para el empleo industrial en toda la Bahía de Cádiz, zona en la que habitan 650.000 habitantes y la tasa de paro roza el 14%. Las bazas fuertes del plan son éstas: la creación del Parque Tecnológico de las Aletas en terrenos cercanos a la factoría de Delphi (182 millones); los fuertes incentivos para la instalación de empresas (220 millones, tres veces más que lo destinado a Delphi) y un cuantioso desembolso en obra pública (600 millones) para acondicionar la zona.

La mitad de las empresas que han acudido al rescate están participadas por cajas andaluzas o tienen capital público. Es el caso de Gadir Solar,  Gadir Biodiésel, Sadiel y Sacesa, en cuyo accionariado entrarán la catalana Ficosa y la vasca Alcor, que plantean un proyecto aeronáutico, el más ambicioso, para dar servicio a Airbus. Las otras firmas son Diesel Energy, Génesis Solar y TerraSum, dedicadas a nuevas tecnologías relacionadas con la energía solar y el biodiesel. Hay otra más dedicada a la fabricación de palas aerogeneradoras, cuyo nombre no ha trascendido. Y la Junta negocia con otras ocho.