Archivo de Público
Lunes, 13 de Abril de 2009

Guardiola quiere más en Munich

El técnico del Barça cree que la "mejor manera de respetar al Bayern es tomarse el partido muy en serio"

EFE ·13/04/2009 - 20:24h

AFP - Pep Guardiola durante el entrenamiento del Barcelona en el Allianz Arena de Munich.

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, prometió hoy que su equipo será fiel a su estilo ofensivo en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones, ante el Bayern de Múnich, pese al 4-0 de la ida.

"El objetivo es hacer gol", comentó el técnico, "ser más fuertes que ellos, porque si salimos a esperar, nos equivocaremos. Si buscamos el gol, las semifinales estarán muy cerca. Tenemos que ir arriba, atacar, volver a hacer un buen partido, porque no hay nada hecho".

Guardiola reiteró su "máximo respeto y admiración" al Bayern, razón por la que instó a sus jugadores a jugar con tensión y sin mirar el marcador. "La mejor manera de respetar al Bayern, a su historia y a este estadio tan magnífico, es tomarse el partido muy en serio", comentó.

"El Barça está mucho más cómodo cuando sale a por el partido" 

En su intento por argumentar sus planes, Guardiola recordó que el Barça está "mucho más cómodo cuando sale a por el partido, porque si te dejas dominar te crean problemas, y mucho más un equipo alemán". Aunque ningún equipo en la historia de la Copa de Europa ha sido capaz de remontar un 4-0 de la ida, Guardiola desveló que ha intentado transmitir al vestuario la idea "de que no hay nada hecho" y de que en el deporte "pasa de todo". Puso como ejemplo la derrota de Kenny Perry en el último Masters de Augusta.

Guardiola también quiso recordar que el 4-0 de la ida "no significa que vayamos a jugar bien mañana" y minimizó la estadística histórica: "Es cierto que nunca se ha levantado un 4-0, pero también es cierto que el Barça nunca ha eliminado al Bayern".

Pese al discurso derrotista del Bayern, personificado en la figura de su entrenador, Jürgen Klinsmann, Guardiola se resistió a creer las palabras de su homólogo alemán. "Lo pongo en duda, no me creo que den por perdida la eliminatoria. Por eso nosotros tenemos que volver a hacer un buen partido". Fiel a su filosofía del corto plazo, el entrenador catalán también explicó que el próximo partido de Liga, el sábado ante el Getafe, "me preocupa cero".

Guardiola cumplirá en el Allianz Arena de Múnich su partido 50 como entrenador del Barça, aunque lo hará en la grada, cumpliendo la sanción de un partido que le ha impuesto la UEFA por su expulsión en la ida.