Archivo de Público
Martes, 27 de Noviembre de 2007

British y TPG culpan al Gobierno español de su renuncia a Iberia

Creen que no tiene sentido lanzar una oferta por Iberia si Caja Madrid y el Gobierno español no tienen planes de vender la aerolínea

EFE ·27/11/2007 - 12:48h

EFE - En la imagen, un avión Airbus A340-600 de Iberia.

El consorcio del fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) y de la aerolínea británica British Airways (BA), que hasta este lunes quería comprar Iberia, culpa al Gobierno español de su retirada en esa batalla, según una fuente cercana al consorcio citada hoy por el diario The Times.

"Hace tres meses decían que querían un socio industrial (BA en este caso; se encarga de la estrategia de la empresa) y ahora dicen que la quieren mantener española", dijo esa fuente, que añadió que no tiene sentido lanzar una oferta por Iberia si Caja Madrid y el Gobierno español no tienen planes de vender la aerolínea.

TPG, asociado con BA y tres fondos españoles, vio truncados sus planes de lanzar antes de final de año una oferta por Iberia después de que la aerolínea británica rechazara ejercer su derecho de tanteo ante Caja Madrid, que anunció la semana pasada haber llegado a un acuerdo para adquirir las participaciones del BBVA y Logista.

La negativa de British Airways para invertir en Iberia, en línea con lo que había declarado desde que se asoció a TPG para esa propuesta, ponía las cosas muy difíciles al consorcio, ya que Caja Madrid no tiene pensado vender su participación, que ahora será del 23,3 por ciento, frente al 9,95 por ciento de BA.

Según Financial Times, Caja Madrid ha adoptado una postura más política ante las elecciones generales en España de marzo de 2008, presionado por el Gobierno regional madrileño de centro-derecha, que no quiere vender la aerolínea a un comprador extranjero.

"Reminiscencia nacionalista" 

Por su parte, el International Herald Tribune cita a analistas que hablan de reminiscencia nacionalista de este movimiento con respecto a la situación que desbarató los intentos de la alemana E.ON por comprar Endesa.

De acuerdo con los diarios The Guardian y The Daily Telegraph, la compra de Caja Madrid se ha visto como una forma de bloquear la compra de Iberia por parte de British Airways y TPG para que el control de la empresa termine en manos españolas.

En cualquier caso, el capital de la empresa siempre estará en un 51% controlado por sociedades españolas mientras no cambie la legislación que así lo establece, pero el control de la estrategia sí podría caer en una compañía extranjera si prospera una oferta en la que participe.