Archivo de Público
Miércoles, 1 de Abril de 2009

La última excusa de Clemente

Javi cree que hoy perderá su marca porque en su época "no había bajitos"

HUGO JIMÉNEZ ·01/04/2009 - 08:00h

Clemente, en su etapa de seleccionador español. - AFP

España camina decidida a inscribir su nombre con letras de oro en la historia del fútbol mundial. Tras la última victoria ante Turquía el sábado en el Bernabéu (1-0), ya son 30 los partidos consecutivos que la roja acumula sin perder. La selección española, ahora con Del Bosque y antes con Luis Aragonés, se encuentra a tan sólo un encuentro de igualar el récord que estableció la de Javi Clemente hace ya casi 11 años, y a 6 de igualar el récord absoluto, que ostenta Brasil con 36 (entre el 16/12/1993 y el 21/01/1996).

Turquía amenaza con poner fin a la racha de la roja esta noche en Estambul. Una derrota le dejaría a un partido de los 31 invictos que firmó entre 1994 (tras la derrota ante Italia en el Mundial de Estados Unidos) y 1998 (cuando cayó 1-0 en un amistoso ante Francia). "Ojalá España bata hoy el registro de mi selección", comenta Clemente a Público.

Los récords

"Los récords siempre se acaban superando, aunque, de lograrlo, tampoco hay que restar mérito a estar 31 partidos sin perder. Superar después el récord de Brasil lo sería aún más", añade el técnico.

La última derrota de la roja fue el 6 de noviembre de 2006, en Cádiz ante Rumanía. Desde entonces, 27 victorias y 3 empates. La selección de Clemente era diferente, con otro tipo de futbolistas y un fútbol de otras características, pero que alcanzó los 31 partidos invicta. "Es imposible que aquellos futbolistas hicieran el fútbol que hace la selección actual, pero igual que los de ahora no podrían jugar como los de antes", dice convencido Clemente.

"El fútbol de hace 15 años no tiene nada que ver con el actual. Antes era un fútbol más fuerte, más de choque. Recuerdo que los jugadores de España eran más altos y de constitución más fuerte", asegura.

"Los Iniesta, Xavi o Silva son jugadores más bajitos, de una calidad técnica extraordinaria. Antes no existían los jugadores que tiene ahora España", finaliza Clemente.