Archivo de Público
Miércoles, 1 de Abril de 2009

España busca la calma

La selección exhibe una actitud muy relajada frente al ambiente hostil que le dibuja Turquía. Los españoles confían en que su holgura de puntos y la desesperación del rival jueguen a su favor

THILO SCHÄFER ·01/04/2009 - 09:00h

Casillas, con Reina detrás, durante el entrenamiento de ayer. - EFE

Vicente del Bosque e Iker Casillas recordaban ayer aquel 3 de abril del 2001 en que ambos se enfrentaron por primera vez al particular ambiente del Estadio Ali Sami Yen en Estambul. El Madrid ganaba al Galatasary por dos goles a cero en el descanso en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones. Alentado por el apoyo feroz de la grada, el equipo turco logró la remontada, aunque después cayera en el Bernabéu. "Es uno de los sitios donde más presión he sentido", reconoció ayer el portero de la selección española en Estambul, donde hoy se enfrenta a Turquía.

Su compañero Güiza, que milita en el Fenerbahce, el gran rival local del Galatasaray, también conoce el infierno, el famoso nombre de guerra del Ali Sami Yen. "La afición es fanática y empujará el equipo durante los noventa minutos", dijo el delantero ante la prensa en el hotel de la concentración.

Ha sido muy comentada la particular decisión de la federación turca que ha preferido al pequeño campo del Galatasaray, con una capacidad de 24.000 espectadores, al Estadio Olímpico Atatürk, donde caben 75.000 personas, pero que tiene una pista atlética. Turquía se aferra al "efecto infierno" en este campo cerrado que es una auténtica olla a presión.

Ventaja de puntos

Pero Del Bosque intentó ayer desmitificar el ambiente diabólico del Ali Sami Yen con un mensaje de relajación. "Hay mucha leyenda con esto. La verdad es que la afición turca es muy apasionada, pero eso no va a ser un problema para nosotros", dijo el técnico salmantino. Y, haciendo gala de la parsimonia que le ha ganado el apodo de Obelix, Del Bosque subrayó que España tiene "margen de error" debido a su gran ventaja de puntos en el grupo de clasificación para el Mundial de Suráfrica.

"El partido se jugará en el campo y en la grada"

Mientras la roja puede dejar prácticamente cerrada su pase con una victoria, los turcos se juegan la vida por la segunda plaza. El entrenador Terim apuesta fuerte por la ayuda del público local. "El partido se jugará en el campo y en la grada", declaró ayer. Pero mientras agita a la afición, pide a sus jugadores más paciencia que en el partido del sábado en Madrid. Para ello apostará por una alineación más defensiva.

Del Bosque también planea novedades. Reconoce que el juego a toque corto de su equipo facilitó mucho la presión de los turcos, que "agobiaron" a España en el primer tiempo. "Con la entrada de Silva mejoramos", comentó el seleccionador. El valencianista y Riera podrían entrar en la alineación para abrir el juego a las bandas. Villa puede perder el sitio.

España vive en estado de racha. De victorias seguidas (diez) y de partidos consecutivos sin perder (30). Casillas relativiza los números: "No le damos tanta importancia a los récords". El mensaje de relajación de Del Bosque ha calado.