Archivo de Público
Viernes, 13 de Marzo de 2009

La pérdida de peso aumenta el bienestar sexual de los obesos

Reuters ·13/03/2009 - 19:07h

Los hombres obesos que se someten a una cirugía de bypass gástrico no sólo adelgazarán, sino que además posiblemente mejorarán su vida sexual, indicó un nuevo estudio.

"Queríamos saber si la obesidad estaba biológicamente relacionada con una vida sexual insatisfactoria y, en caso de ser así, si podía ser reversible", manifestó el doctor Ahmad Hammoud, de la University of Utah en Salt Lake City, quien dirigió el estudio.

"Nuestro resultado demuestra que la respuesta a ambas preguntas sería 'sí'", dijo el investigador.

Mientras que la obesidad en los hombres ha estado relacionada con bajos niveles de testosterona, altas cantidades de estrógeno, problemas de fertilidad y mala calidad de vida sexual, Hammoud y sus colegas indicaron en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism que hay poca información sobre lo que sucede al respecto si estas personas bajan de peso.

Para investigarlo, el equipo de Hammoud observó a 22 hombres que se habían sometido a una cirugía de bypass gástrico y 42 varones obesos que no se operaron.

Al inicio del estudio, el índice de masa corporal promedio del grupo era de 46,2. Cuando esa cifra se ubica por encima de 30, una persona es considerada obesa.

Cuanto más pesados eran los hombres, menor era su nivel de testosterona y más propensos eran a informar insatisfacción con sus vida sexual.

Dos años después, los varones que se habían sometido a la intervención quirúrgica para adelgazar habían reducido en promedio casi 17 puntos en el IMC. Sus niveles de estrógeno habían caído significativamente, mientras que habían aumentado los de testosterona.

Además, todos los pacientes operados registraron mejoras en cuatro mediciones de la calidad de vida sexual: eran menos propensos a evitar los encuentros sexuales y a tener dificultades de desempeño sexual, baja libido o a informar que no disfrutaban del sexo.

En el grupo de hombres que no se sometió a la cirugía para adelgazar no se observaron modificaciones sustanciales en las mediciones de la calidad de vida sexual.

Dado que otros factores biológicos y psicológicos involucrados en la obesidad pueden afectar tanto la salud sexual como los niveles hormonales, el equipo concluyó que se requieren más estudios para definir si hay una relación causal entre los cambios hormonales y la calidad de la vida sexual.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, abril del 2009