Archivo de Público
Martes, 10 de Marzo de 2009

La CE convoca a los 27 a una reunión con la dirección de GM el viernes

EFE ·10/03/2009 - 13:22h

EFE - El vicepresidente de General Motors Europa, Eric Stevens (izq), y la vicepresidente de Relaciones Gubernamentales y Políticas Públicas de General Motors Europa, Tayce Wakefield, mantienen hoy una reunión sobre la actual crisis de la firma de automóviles Opel con el presidente de la región belga de Flandes, Kris Peeters. EFE/Jorge Dirkx

La Comisión Europea (CE) anunció hoy que ha convocado a los Veintisiete a una reunión el próximo viernes en Bruselas, a la que asistirán representantes de la dirección de General Motors (GM), para analizar la situación de Opel, su filial europea.

El ejecutivo de la UE espera que a la cita, de carácter informal, acudan los ministros de los países interesados en el futuro de Opel, tanto los que tienen plantas de ensamblaje de vehículos (entre los que figura España, con la factoría zaragozana de Figueruelas) como aquellos donde se producen componentes.

El portavoz comunitario de Industria, Ton Van Lierop, explicó que han sido invitados el responsable de GM Europa, Carl-Peter Forster, y el jefe de operaciones de la compañía en el mundo, Fritz Henderson.

Por parte de los Estados miembros, se ha convocado a los titulares de Economía o Industria.

El objetivo de la cita es coordinar la posición europea ante la petición de ayudas para evitar la quiebra de Opel, intercambiar información y aumentar la transparencia en torno a los problemas del fabricante, indicó Van Lierop.

GM ha propuesto a las autoridades europeas segregar Opel para garantizar su supervivencia, pero para ello reclama una ayuda pública de 3.300 millones de euros.

Además de la planta de Figueruelas, el constructor tiene cuatro fábricas en Alemania, dos en el Reino Unido, una en Bélgica y otra en Polonia.

También controla en Suecia la marca de vehículos de gama alta Saab -que ya se ha declarado en quiebra- y hay numerosos proveedores que fabrican componentes para Opel en otros Estados miembros, entre ellos Francia.

La Comisión Europea ha criticado en varias ocasiones la manera en la que GM está gestionando los problemas de Opel y le ha exigido que informe con más claridad sobre sus planes para la división europea.