Archivo de Público
Domingo, 25 de Noviembre de 2007

El marketing se adueña de la campaña electoral

El PSOE tendió una alfombra roja a su líder, al ritmo rockero de ‘Tequila'.

G. L. A. ·25/11/2007 - 22:08h

Primero escenografía, después coreografía y, como relleno, algo de letra. El marketing se ha adueñado definitivamente de la política, al menos de las campañas electorales, pensadas y diseñadas para internet, youtube y televisión.

El PSOE tendió ayer a Zapatero una alfombra roja. No sólo en el sentido figurado de su entrega total al líder. Había una alfombra roja para subir al estrado y en el estrado, moqueta roja.

Por ella subieron y por ella se pasearon, como en un desfile de pasarela, Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, que por primera vez se prestó a saltar al escenario. La pareja, con imagen kennedyana, joven y dinámica, cogidos por la cintura, pletóricos de fuerza y entusiasmo, saludó a los cuatro tendidos moviéndose al ritmo del "No, no, que el tiempo no te cambie" de los rockeros de Tequila, convertido ya en himno electoral por inspiración de las Juventudes Socialistas.

En la fachada del pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada, hasta los carteles que cuelgan siempre para apoyar al equipo local de baloncesto parecían ayer premeditados: "Espectáculo", "Impulso", "Únete al mejor equipo".

El equipo socialista hizo el paseíllo en perfecta formación jerárquica. Saltaron al terreno de juego por este orden: los miembros de la Ejecutiva federal; los presidentes autonómicos, secretarios regionales y el portavoz en el Senado; los ministros; los vicepresidentes De la Vega y Solbes, José Blanco, el hijo pródigo José Bono, el secretario general del partido en Madrid, Tomás Gómez, y el alcalde de la localidad; los dos jubilosos jubilados, Felipe González y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, con Manuel Chaves.

Con toda la cuadrilla en sus puestos, dentro video. "‘¡No nos falles!'... ‘El poder no me va a cambiar' ... Zapatero no nos ha fallado...". Y Tequila, grupo de la movida madrileña de los ochenta, vuelve por sus fueros metiendo marcha a los socialistas.

Hubo traca final de serpentinas. Sólo faltó el arroz, que se espera en forma de papeletas con el puño y la rosa allá para el 9 de marzo.