Archivo de Público
Domingo, 25 de Noviembre de 2007

CCOO también privatiza sus cuentas

Una empresa de Santiago Gil, el administrador de los negocios privados de María Jesús Paredes, lleva además la contabilidad de varias federaciones estatales del sindicato.

MANUEL RICO ·25/11/2007 - 18:47h

EFE - El secretario general de CCOO, José María Fidalgo. EFE

Comisiones Obreras no sólo ha privatizado la gestión de cursos de formación profesional continua. También ha puesto en manos privadas la contabilidad de varias de sus federaciones estatales. Y, en ambos casos, el beneficiario ha sido el mismo: Santiago Gil Rodríguez, la persona que administra los negocios de los dirigentes de CCOO María Jesús Paredes y Francisco Baquero.

Comisiones se estructura en 12 ramas sectoriales (Agroalimentaria, Enseñanza, Minerometalúrgica...) y en uniones territoriales. Las ramas tienen a su vez organizaciones en cada comunidad autónoma, que están agrupadas en la federación estatal respectiva. Pues bien, la empresa Gestión Profesional del Tercer Sector es la encargada de llevar la contabilidad de varias federaciones estatales.

El secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, admitió este hecho al ser preguntado por Público: "Es verdad que esa empresa lleva las cuentas de algunas federaciones estatales, pero no de la mayoría". Lezcano se negó a aclarar cualquier otro dato: ni cuántas federaciones son, ni cuáles, ni desde cuándo han privatizado sus cuentas.

Constituida en 2003

Gestión Profesional del Tercer Sector inició sus operaciones el 29 de octubre de 2003 y tiene como objeto social "la prestación de servicios de asesoramiento fiscal, financiero y jurídico, especialmente a las entidades sin ánimo de lucro". Sus acciones están controladas por otra compañía, Al Servicio de los Agentes Sociales (ASAS), que actúa como holding del grupo montado por Santiago Gil. ASAS también es la dueña del capital de Formación Profesional en Red, la empresa a la que Comisiones Obreras ha entregado la gestión de cursos de formación del sindicato.

Santiago Gil es administrador único de seis empresas: dos pertenecen a la pareja formada por Paredes y Baquero (Hostelería Zaranda e Interlocución para la Gestión) y en las otras cuatro es el propio Gil quien figura como accionista mayoritario. Cinco sociedades comparten sede social, en la calle Princesa 13 de Madrid. La única excepción es Hostelería Zaranda, cuyo domicilio está en uno de sus restaurantes.

Gil gestiona conjuntamente las seis compañías. Por ejemplo, el 20 de noviembre de 2006, fue a un notario de Madrid para realizar dos escrituras: una de su nombramiento como administrador único de Hostelería Zaranda y otra de la constitución de ASAS.

De acuerdo con las cuentas presentadas en el Registro Mercantil de Madrid, Gestión Profesional del Tercer Sector obtuvo en 2006 unos ingresos de explotación de 592.463 euros. Sin embargo, sólo logró unos beneficios oficiales de 2.943 euros, cantidad irrisoria que no llega al 0,5% de los ingresos.

Esta escasez de beneficios oficiales es una constante en las empresas que administra Santiago Gil. Si se suman los ingresos de explotación en 2006 de las tres sociedades principales (Formación Profesional en Red, Gestión Profesional del Tercer Sector y Hostelería Zaranda), la cifra resultante es de 1.760.182 euros; pero la suma de beneficios se queda en unos raquíticos 14.739 euros. Una proporción del 0,8%, que en principio no debería animar a muchas personas a colgar el traje de sindicalista para ponerse el de empresario.