Archivo de Público
Viernes, 6 de Marzo de 2009

El trastorno de estrés postraumático eleva el riesgo de suicidio

Reuters ·06/03/2009 - 15:11h

Por Megan Rauscher

Un nuevo estudio confirma que los jóvenes que desarrollan trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de una fea experiencia tienen alto riesgo de intentar suicidarse.

En tanto, los autores aseguraron que el estudio demuestra también que en las personas que viven esa experiencia traumática, pero no desarrollan TEPT, no aumenta el riesgo de suicidio.

"No es la experiencia traumática en sí, sino el TEPT el vaticinador independiente de futuros intentos de suicidio", explicó la doctora Holly C. Wilcox a Reuters Health.

El equipo dirigido por Wilcox, de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University, en Baltimore, analizó la relación entre la exposición a situaciones traumáticas (con o sin desarrollo de TEPT) y el riesgo de suicidio.

Entre 1.698 adultos jóvenes entrevistados a los 21 años en promedio, 1.273 (el 75 por ciento) habían tenido una experiencia traumática, pero sólo 100 (el 8 por ciento) desarrollaron TEPT.

Según publica Archives of General Psychiatry, el 10 por ciento de los participantes con TEPT intentaron suicidarse, a diferencia del 2 por ciento sin TEPT y el 5 por ciento de los que nunca habían sufrido una experiencia traumática.

El equipo estima que los jóvenes expuestos a una situación traumática que desarrollan TEPT tienen 2,7 veces más riesgo futuro de intentar suicidarse, aún tras considerar factores de riesgo, como la depresión o el abuso de alcohol y drogas.

En cambio, "en las personas que habían sufrido una situación traumática, incluidas experiencias de gran magnitud con violencia física, y que no desarrollaron TEPT, el riesgo de suicidio no aumentó", dijo Wilcox a Reuters Health.

Según el equipo, estudios previos habían hallado que hasta el 20 por ciento de los intentos de suicidio entre adultos jóvenes se debe a abusos sexuales padecidos durante la niñez.

"Aunque no nos concentramos explícitamente en el abuso sexual infantil, nuestros resultados señalan la necesidad de estimar el riesgo de suicidio a partir de datos que incluyan la respuesta psiquiátrica al trauma", escribieron los autores.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, marzo del 2009