Archivo de Público
Jueves, 5 de Marzo de 2009

Michael Jackson anuncia que cantará por ultima vez en Londres en julio

EFE ·05/03/2009 - 19:12h

EFE - Una mujer pasa junto a un cartel gigante que promociona al cantante estadounidense Michael Jackson en Londres, Reino Unido, hoy 05 de marzo de 2009. El "Rey del Pop" anunciará hoy en rueda de prensa que ha firmado un contrato valorado en más de 112 millones de euros (140 millones de dólares) para ofrecer una serie de conciertos, que, según una fuente, podrían llegar a cincuenta, en la sala O2 Arena londinense.

El cantante estadounidense Michael Jackson anunció hoy en una multitudinaria y breve comparecencia pública que actuará por última vez en Londres el próximo mes de julio, en una serie de conciertos en los que cantará sus canciones más conocidas.

Con hora y media de retraso sobre el horario previsto, el rey del pop acudió desde su lujoso hotel en el centro de Londres hasta el recinto de la sala de conciertos 02 Arena, donde le esperaban decenas de periodistas y cientos de admiradores que querían ver y escuchar al cantante.

El momento deseado llegó y Jackson, vestido con un traje negro con lentejuelas plateadas con un cierto aire Elvis Presley, salió sonriente al escenario, en el que sobre un fondo rojo se podía leer en grandes letras la frase "This is it" (Esto es lo que hay).

Su intervención no duró más de tres minutos.

"Sólo quiero decir que estas serán mis últimas actuaciones en Londres. Cuando digo que esto es lo que hay, esto es lo que hay. Tocaré las canciones que mis fans quieren oír", dijo el artista.

"Estas serán las funciones en las que se bajará el telón. Os veré en julio. Os quiero mucho. De verdad, desde lo más hondo de mi corazón. Esto es lo que hay y nos vemos en julio", añadió Jackson.

La expectación era máxima y los periodistas habían sido citados dos horas antes de la hora prevista para la comparecencia del cantante -las 16.00 GMT- para ocupar sus lugares, esperando que el cantante anunciara fechas concretas para sus actuaciones en Londres.

Junto a ellos, cientos de seguidores acogieron con escenas cercanas al delirio las palabras de un Jackson sonriente y parco en palabras.

Sus gestos finales de euforia, arrodillándose y levantando el puño, pusieron fin a su presencia en el escenario.