Archivo de Público
Miércoles, 4 de Marzo de 2009

Un ingrediente común ofrece protección contra el sida: estudio

Reuters ·04/03/2009 - 18:29h

Por Maggie Fox

Un ingrediente económico usado en el helado, los cosméticos y que también se encuentra en la leche materna ayuda a proteger a monos de una infección con un virus similar al que provoca el sida y funcionaría para cuidar a las mujeres del virus, dijeron el miércoles expertos.

El compuesto, llamado glicerol monolaurato o GML, parece detener la inflamación y ayuda a mantener alejadas a las células que el virus del sida suele infectar, informaron los investigadores.

Si bien no brinda un 100 por ciento de protección, podría disminuir drásticamente el riesgo de una mujer de infectarse. Las pacientes podrían usarlo de manera privada y sin perjudicar su posibilidad de quedar embarazadas, indicó el equipo en la revista Nature.

Además, cuesta apenas unos centavos por dosis, señalaron Ashley Haase y Pat Schlievert, de la University of Minnesota.

"Durante años, las personas han usado el compuesto como un agente emulsionante en una serie de alimentos (...) Está en la leche materna", dijo Schlievert a periodistas durante una conferencia telefónica.

El GML, a su vez, está siendo considerado como un aditivo para los tampones, dado que interfiere con las bacterias, sobre todo las que pueden causar una infección potencialmente letal denominada "síndrome de shock tóxico".

Si logra demostrar que funciona de manera segura en las mujeres, el GML podría brindar la primera ruta sencilla para un microbicida, ya sea en gel o crema, que ellas puedan usar vaginalmente para protegerse de la infección con el virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, que provoca el sida.

El VIH infecta actualmente a 33 millones de personas en todo el mundo y desde su aparición en la década de 1980 ha causado la muerte de 25 millones. El virus se transmite por vía sexual, sanguínea o por el contacto del bebé con la leche materna.

PROTECCION PARA LAS MUJERES

Los expertos en sida aseguran que muchas víctimas del VIH, sobre todo en Africa, son mujeres casadas cuyos maridos no utilizan preservativos y que suelen buscar un hijo. Esas pacientes necesitan contar con una forma segura y privada de protegerse.

Un microbicida también protegería a los hombres que tienen sexo con otros hombres.

El equipo de Haase y Schlievert probó el GML en monos macacos. Los expertos colocaron el gel en las vaginas de las hembras y luego aplicaron en ellas el VIS, que es la versión simia del VIH.

Cuatro de cada cinco monas nunca se infectó y las pruebas indicaron que el GML afectó la respuesta inmune.

El VIH es particularmente difícil de combatir porque infecta las células inmunes que el organismo usa para atacar a los virus.

Cuando el VIH infecta una zona como la vagina, las células CD4 corren para defender al cuerpo del virus. El organismo envía señales químicas llamadas citoquinas para reclutar más células T. El VIH puede entonces infectarlas y expandirse por el cuerpo.

El GML parece detener la llamada de ayuda de las citoquinas y frena así la llegada a la zona de muchas células T, explicaron Haase y Schlievert. Esto, en ocasiones, disminuye la oportunidad del VIH de apoderarse de ellas.

"Este resultado representa una nueva línea muy alentadora en la búsqueda de un microbicida efectivo para prevenir la transmisión del VIH, que cumple con los criterios de seguridad, accesibilidad y eficacia", escribieron los autores.

Aún si tuviese sólo un 60 por ciento de efectividad, un gel como éste podría prevenir 2,5 millones de casos del virus del sida en tres años, indicaron los expertos.

Haase y Schlievert dijeron que planean estudiar su gel en más monas y por períodos más prolongados, para asegurarse de que el compuesto simplemente no esté demorando la infección en lugar de evitarla.