Archivo de Público
Miércoles, 4 de Marzo de 2009

Los trastornos respiratorios empeoran en los días calurosos

Reuters ·04/03/2009 - 14:52h

Las hospitalizaciones por trastornos respiratorios aumentan durante los días calurosos y húmedos, lo que prediría el potencial escenario frente al calentamiento global, sugirió un estudio realizado en 12 ciudades europeas.

La investigación, en la que se analizaron datos del clima y las hospitalizaciones durante varios años, reveló que cuando la temperatura de una ciudad alcanza su nivel máximo habitual, las internaciones por causas respiratorias tienden a subir.

Los mayores de 75 años son especialmente vulnerables, indicaron los autores en American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Para los expertos, los resultados son importantes porque se espera que el cambio climático aumente la frecuencia de "eventos climáticos extremos" y la contaminación del aire, lo que exacerbaría las enfermedades respiratorias, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Para el estudio, el equipo dirigido por la doctora Paola Michelozzi, de la Autoridad de Salud Local en Roma, Italia, usó los datos del clima de los últimos tres años para calcular una "temperatura máxima aparente" para cada día. Incluyó la temperatura y la humedad.

El equipo halló que en la mayoría de una docena de ciudades las hospitalizaciones por problemas respiratorios aumentaban cuando la temperatura superaba el 90 por ciento de la temperatura máxima aparente de la ciudad.

En tanto, las internaciones de adultos mayores en las ciudades mediterráneas crecieron un 4,5 por ciento más por cada grado de aumento por encima del umbral del 90 por ciento, precisó el equipo. En las ciudades del norte de Europa, ese aumento fue del 3 por ciento.

Las hospitalizaciones por causas respiratorias incluyeron infecciones, como la de la gripe y la neumonía, y brotes de enfermedades crónicas, como el asma y la EPOC, que incluye el enfisema y la bronquitis crónica.

El agravamiento de la EPOC es una causa común de hospitalización en los adultos mayores. El calor excesivo, explicaron los autores, provocaría una inflamación de las vías aéreas que haría que esos pacientes hiperventilaran sin poder respirar.

"Ante el escenario del cambio climático, el aumento de la frecuencia de eventos climático extremos y ciertos contaminantes del aire, en especial el ozono, agravarán las enfermedades respiratorias crónicas", escribió el equipo.

"Las intervenciones de salud pública deberían orientarse a prevenir esa carga adicional de enfermedad durante el verano", finalizaron los autores.

FUENTE: American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, 1 de marzo del 2009