Archivo de Público
Martes, 3 de Marzo de 2009

Estudios afirman que cirugía para adelgazar combate la diabetes

Reuters ·03/03/2009 - 18:09h

Por Will Dunham

La forma más común de diabetes desaparece en casi el 80 por ciento de los diabéticos obesos que se someten a una cirugía de pérdida de peso, informaron el martes investigadores, en un estudio que confirma los beneficios de estas operaciones.

La obesidad incrementa el riesgo de diabetes tipo 2 y esta condición se está volviendo cada vez más común en muchas partes del mundo, a medida que las personas aumentan de peso de manera indiscriminada.

Cada vez hay más evidencia de que las operaciones de pérdida de peso, como el bypass gástrico, ayudan a muchas personas con diabetes.

Los investigadores combinaron datos de 621 estudios realizados en todo el mundo, los cuales incluyeron a 135.246 pacientes.

El equipo halló que el 78 por ciento de los diabéticos obesos regresaba a niveles de azúcar en sangre normales y no presentaba síntomas de diabetes después de las cirugías de pérdida de peso, también conocidas como bariátricas.

En tanto, otro 8 por ciento vio mejorar sus síntomas diabéticos, pese a que la enfermedad no fue eliminada.

"Este es el estudio más exhaustivo del efecto de la cirugía bariátrica sobre la diabetes tipo 2. Incluye cada estudio importante escrito en este campo", dijo el doctor Henry Buchwald, de la University of Minnesota, quien dirigió la investigación publicada en American Journal of Medicine.

"Cuanto mayor es la pérdida de peso, mayor es la resolución de la diabetes tipo 2", añadió el experto.

Existen varias formas diferentes de cirugía de pérdida de peso que alteran la anatomía del sistema digestivo para reducir el volumen de alimentos que pueden comerse y digerirse.

El estudio mostró que algunos tipos de operación conducen a un mayor adelgazamiento y ayudan más en la lucha contra la diabetes.

El 80 por ciento de quienes se sometieron a la forma más común, el bypass gástrico, se deshicieron de la diabetes, comparado con el 57 por ciento de quienes se colocaron una banda gástrica, indicó el equipo.

"Observamos que la cirugía bariátrica es básicamente el mejor método actual en mostrar una resolución de la diabetes tipo 2", dijo Buchwald.

La cirugía de pérdida de peso se está volviendo cada vez más popular. En Estados Unidos, alrededor de 220.000 personas se sometieron a ella el último año, según la Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica y Metabólica.

Estudios previos habían mostrado que las personas obesas que se someten a una cirugía para adelgazar son menos propensas a morir de enfermedad cardíaca y cáncer que quienes son obesos y no se realizan este tipo de operación.

Asimismo, las investigaciones señalan que la cirugía también puede mejorar y resolver la presión arterial y el colesterol elevados.

Las intervenciones gástricas, como cualquier tipo de cirugía, implican riesgos para los pacientes. En Estados Unidos, la cirugía bariátrica cuesta en promedio entre 17.000 y 25.000 dólares y la cobertura varía según el seguro médico.