Archivo de Público
Lunes, 2 de Marzo de 2009

Un antidepresivo calmaría el colon irritable: estudio

Reuters ·02/03/2009 - 17:09h

Por Megan Rauscher

El uso de antidepresivos y las psicoterapias, en especial la terapia cognitiva conductual (TCC), proporcionarían alivio a las personas con síndrome de colon irritable, por lo menos en el largo plazo, según reveló una revisión de estudios publicados.

Los antidepresivos ayudarían a calmar el colon irritable independientemente de cualquier mejoría en la depresión coexistente, señalaron los autores en la revista Gut.

El doctor Alex C. Ford, del Centro Médico de la McMaster University, en Hamilton, Canadá, dijo a Reuters Health que los médicos "deberían considerar" el uso de antidepresivos en pacientes a los que no les dan resultado otras terapias "de primera elección" contra el síndrome de colon irritable (SCI).

El SCI produce calambres, diarrea o constipación, entre otros síntomas. Se desconocen las causas y existe un debate sobre si se debe en gran parte a factores psicológicos o biológicos, o quizás a ambos.

El equipo dirigido por Ford analizó datos de 32 estudios publicados. De ellos, 19 comparaban terapias psicológicas (TCC, relajación e hipnoterapia) con un tratamiento de control o los cuidados habituales; 12 comparaban antidepresivos con placebo, y uno comparaba psicoterapia y antidepresivos con placebo.

Los ensayos incluyeron a casi 800 pacientes con SCI tratados con antidepresivos contra placebo y a casi 1.300 personas que al azar recibieron psicoterapia versus terapias "control" o cuidados habituales.

El equipo halló que el riesgo de que los síntomas de SCI se mantuvieran a pesar de los antidepresivos (versus placebo) disminuyó un 34 por ciento.

Las psicoterapias reducían del mismo modo el riesgo de síntomas continuos de SCI. "Los datos eran más sólidos para los antidepresivos, dado que los ensayos que identificamos eran de mayor calidad", indicó Ford.

Tanto con los antidepresivos como con las terapias psicológicas, "sólo cuatro pacientes debieron ser tratados para mejorar o curar los síntomas", señaló el equipo.

"Los resultados nos sorprendieron, ya que revisiones sistemáticas previas de estudios sobre antidepresivos habían concluido que las evidencias de sus beneficios para el SCI eran insuficientes", dijo Ford.

"De todos modos, cuando analizamos esas revisiones en detalle, observamos que esa conclusión se debía a errores importantes en la identificación de los ensayos y la obtención de los datos", agregó el experto.

El equipo opinó que las guías sobre manejo del SCI, con "recomendaciones contradictorias o vagas" en cuanto al papel de los antidepresivos, "debería actualizarse para incluir esta información importante y nueva".

FUENTE: Gut, marzo del 2009