Archivo de Público
Lunes, 2 de Marzo de 2009

Asocian anestesia suave con estado de conciencia durante cirugía

Reuters ·02/03/2009 - 16:53h

Si bien es baja la cantidad de pacientes que aseguran haber estado conscientes durante una cirugía con anestesia general, hay varios factores que aumentarían ese riesgo, según demostraron los resultados de un nuevo estudio publicado en la revista Anesthesia & Analgesia.

Los dos factores de riesgo más importantes son el uso de anestesia suave y tener antecedentes de haber recuperado la conciencia en una cirugía.

La cantidad de casos de recuperación del estado de conciencia durante la anestesia es insuficiente como para identificar y estimar los riesgos y las causas, señaló el equipo del doctor Mohamed M. Ghoneim, de la University of Iowa.

Para reunir más información, los autores revisaron casos publicados en la literatura médica.

El equipo identificó a 271 personas que habían recuperado la conciencia bajo anestesia y las comparó con 19.504 personas que no habían tenido esa experiencia.

Los pacientes que habían recuperado el estado de conciencia tendían a ser mujeres, jóvenes y a haber tenido una cirugía cardíaca u obstétrica previa.

Esos pacientes habían recibido menos fármacos anestésicos y tuvieron más episodios de aceleración del ritmo cardíaco e hipertensión durante la operación.

El 52 por ciento de ellos mencionó haber tenido problemas posquirúrgicos asociados con esa recuperación del estado de conciencia, como trastornos del sueño, y temor a tener que ser sometidos a anestesia nuevamente.

El 22 por ciento de los pacientes tuvo síntomas psicológicos continuos asociados con esa experiencia quirúrgica.

El equipo escribió que el 1,6 por ciento de los pacientes que recuperaron el estado de conciencia durante la operación tenían antecedentes de haber vivido un episodio así anteriormente y el 4,5 por ciento había tenido que padecer estudios de garganta e intubaciones "difíciles y prolongados".

"La causa más frecuente de recuperación del estado de conciencia durante una cirugía era principalmente el uso de anestesia suave", indicó el equipo. La obesidad y el uso de óxido de nitrógeno no potenciaron el riesgo.

El equipo sugiere que debería evitarse el uso de inhibidores neuromusculares, salvo cuando sea necesario, ya que los pacientes no paralizados tienden a moverse cuando la anestesia es inadecuada.

"Eso es una señal de alerta para los anestesistas de que deben aumentar la anestesia y reduce la incidencia de la recuperación del estado de conciencia durante la cirugía", agregaron los autores.

FUENTE: Anesthesia & Analgesia, febrero del 2009