Archivo de Público
Lunes, 2 de Marzo de 2009

Expertos hallan una forma más segura de crear células madre

Reuters ·02/03/2009 - 14:05h

Por Ben Hirschler

Un grupo de investigadores señaló que encontró una forma más segura de transformar células cutáneas comunes en poderosas células madre, en un avance que podría finalmente terminar con la necesidad de utilizar embriones humanos.

Esta es la primera vez que los científicos convierten células de la piel en células madre pluripotentes inducidas o iPS, que actúan y lucen como las embrionarias, sin tener que emplear virus en el proceso.

El nuevo método también permite que luego se retiren los genes que se insertan para impulsar la reprogramación celular.

Las células madre son el material maestro del organismo ya que pueden generar todos los tejidos y órganos del cuerpo. Las células madre embrionarias son el tipo más poderoso, dado que tienen la capacidad de dar origen a cualquier clase de tejido.

Sin embargo, muchas personas están en contra del uso de embriones para obtenerlas, por lo que las iPS se han vuelto una opción atractiva, porque pueden crearse de manera segura.

Los investigadores saben desde hace un tiempo que las células comunes de la piel pueden transformarse en iPS usando una serie de genes.

Pero para colocar estos genes en las células han tenido que utilizar virus, que a la vez aportan su propio material genético en las células que infectan, lo que puede generar cáncer.

El enfoque alternativo, descripto en la edición en internet de la revista Nature por dos equipos de investigadores de Gran Bretaña y Canadá, parece evitar el riesgo de que se produzcan esas anormalidades.

"Este es un paso hacia el uso práctico de células reprogramadas en medicina, quizá incluso eliminando la necesidad de que los embriones sean una fuente de células madre", dijo Keisuke Kaji, del Consejo de Investigación Médica del Centro para la Medicina Regenerativa en Edimburgo.

El experto y Andras Nagy, de la University of Toronto, emplearon la técnica tanto con células cutáneas de ratones como de personas y hallaron que el material generado se comportaba como las células madre embrionarias.

Los médicos esperan algún día poder utilizar las células madre para tratar enfermedades como el Parkinson, la diabetes, el cáncer y las lesiones de la médula espinal.