Archivo de Público
Viernes, 27 de Febrero de 2009

Quintana pide un castigo a la "sucia campaña" del PP

Los nacionalistas aspiran a ganar dos escaños en Lugo y Pontevedra

J. C. O. ·27/02/2009 - 23:48h

Anxo Quintana, en el cierre de campaña del BNG. - EFE

"Cada vez que mienten, el BNG crece; cada vez que difaman, el BNG avanza". El candidato nacionalista a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, está convencido de que el marcaje, sucio en la mayoría de los casos, al que ha sido sometido por el PP durante este campaña, va a acabar por movilizar al electorado del BNG. El último episodio son unos rudimentarios pasquines que se distribuyen en Ourense alertando a la población de que el Banco de Tierras, creado por los nacionalistas desde la Xunta para sacar al mercado terrenos agrícolas infrautilizados, va a arrebatarles su huerta de toda la vida.

Anxo Quintana cerró ayer en Vigo la durísima campaña de los nacionalistas, que se han visto arrojados al ojo del huracán en dos ocasiones: el mitin de Oia (Pontevedra), en el que medio millar de pensionistas acabaron sin saberlo en un acto electoral del BNG; y una vieja fotografía del candidato con un empresario constructor en un yate de lujo. El BNG se ha lamentado de que no tuviera "altavoces mediáticos" para aclarar los dos episodios, que derivaron incluso en comentarios críticos de su prudente socio en la Xunta, el socialista Pérez Touriño.

"Pido el voto a todos los ciudadanos de bien, a los nacionalistas y a los que no lo son"

Anxo Quintana pidió ayer el voto a "la gente honesta de Galicia" que votó al PP hace cuatro años y que "está escandalizada y horrorizada por la campaña de suciedad" que ha desarrollado la derecha en esta campaña electoral. Y es que los avatares de la vida personal del candidato han sido incluso expuestos en los mítines rurales del PP en la provincia de Ourense, donde se ha llegado a insinuar que es un maltratador.

Una fuerza política propia

"Pido el voto a todos los ciudadanos de bien, a los nacionalistas y a los que no lo son, a los que hablan gallego y a los que no", solicitó el portavoz nacional del BNG. Y apeló al voto de los que "llevan a Galicia en el corazón y que quieren una fuerza política propia que haga que se respete al país".

Los nacionalistas disputan un escaño al PP en la circunscripción de Pontevedra y otro en la de Lugo, con lo que pasarían de sus 13 parlamentarios a 15. En A Coruña no ven muchas opciones de variar los resultados. Y en Ourense, pese a las dificultades de que la Ley DHont les atribuya otro diputado, las previsiones son de un importante incremento de votos.