Archivo de Público
Viernes, 23 de Noviembre de 2007

Nuevo intento del PP para salvar su falsa recusación

Pide al TC que la acumule con la del Gobierno para forzar el rechazo de todas

PÚBLICO.ES ·23/11/2007 - 22:27h

El PP intentó ayer de nuevo salvar la recusación que presentó el pasado 26 de ocubre ante el Tribunal Constitucional. Por tercera vez pidió que el incidente que interpuso contra los magistrados Manuel Aragón, Pascual Sala y Pablo Pérez Tremps se acumule al que el Gobierno presentó una semana antes contra Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez-Zapata.El alto tribunal sólo acumula recusaciones cuando están admitidas a trámite, lo que no parece probable que ocurra con las solicitadas por el principal partido de la oposición, una vez que el jueves el presidente en funciones del alto tribunal en este procedimiento, Vicente Conde, convocó el Pleno de 10 para el próximo lunes. En el orden del día figuran las recusaciones del PP. 

En el escrito en el que solicitaba la recusación de tres magistrados, el PP ya pedía su acumulación con la del Gobierno, al entender que los hechos son similares, porque todas se basaban en manifestaciones realizadas por magistrados antes de la presentación el 27 de julio del recurso de este mismo partido contra la ley reguladora del alto tribunal.

Una desmentida y otra no

Sin embargo, mientras la interpuesta por la Abogacía del Estado se basa en una carta en la que García-Calvo y Rodríguez-Zapata pedían la dimisión de Casas y se posicionaban contra la reforma de la ley, la del PP citaba una información que reproducía lo supuestamente dicho por Aragón, Sala y Pérez Tremps en una reunión celebrada el 12 de julio.

Las seis personas que asistieron al encuentro han negado la noticia. "Lo hablado por cada uno de nosotros en la reunión (...), sin carácter jurisdiccional ni gubernativo, no se corresponde en ningún extremo con lo que se indica en la información recogida en el diario El Mundo", asevera el escrito.

En sus alegaciones a la pieza de consulta abierta por Conde, el PP volvió a pedir la acumulación de las cinco recusaciones. También solicitaba otras pruebas, como la "confesión jurada" de cuatro de los asistentes, porque decía que el escrito que firmaron "ha devenido falso".
Para hacer esta afirmación utilizan un segundo escrito firmado por el conservador Ramón Rodríguez Arribas que precisa el anterior.

"En efecto, corresponde a la verdad que, contra lo expuesto en la noticia del periódico, en aquélla reunión no se habló de la constitucionalidad de la LOTC, que nadie propuso la celebración de una rueda de prensa y que tampoco yo dije que me reservaba las opiniones para el Pleno", afirma la carta. A continuación agrega que le pidió a Casas que dimitiera para que volviera a ser nombrada por el Pleno.

El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, pidió que las recusaciones del PP fueran rechazadas de plano, al ser esta carta la "corroboración" de la primera, un "desmentido rotundo" a la noticia que sirve de excusa al incidente.